Hymenolepsis nana (tenia enana)

HYMENOLEPSIS NANA (TENIA ENANA)

CONSIDERACIONES PREVIAS.-

Hymenolepsis nana (etimológicamente de hymén, membrana; y lepsis, cápsula) pertenece a la familia de los cestodos (del latín cestum: cinta; y eidés: aspecto de). Los cestodos se pueden considerar una cadena de unidades autónomas (proglótides) productoras de huevos. Todas las proglótides se desarrollan a partir de un extremo apical, el escólex, una estructura muscular del gusano, dotada de ventosas con las que se fija a la pared intestinal del hospedador. Las proglótides más próximas al escólex son inmaduras (sexualmente no desarrolladas); las más alejadas, son las proglótides maduras sexualmente; y las distales son las proglótides grávidas (cargadas de huevos). Cada proglótide es hermafrodita (tiene órganos sexuales masculinos y femeninos). El escólex es la estructura fundamental del gusano que garantiza su supervivencia, pues de ella se forman las proglótides.

El gusano adulto se fija a la porción media del intestino delgado del hospedador gracias a las ventosas de su «cabeza» (escólex, ver microfotografía adjunta) El gusano se alimenta a través de la cutícula, al no disponer de aparato digestivo. La absorción de nutrientes a través de la cutícula del gusano no es un mero proceso de difusión pasiva. Antes al contrario, se trata de un proceso selectivo de absorción, principalmente hidratos de carbono.

El sistema excretor es muy simple, constando de células (solenocitos), capilares y dos tubos colectores, ventral y dorsal respectivamente, que se vacían a partir de una vejiga primitiva.

El sistema nervioso del gusano es extremadamente simple, localizándose en el escólex, formado por ganglios y nervios apicales con funciones sensitivas y motoras.

Cada proglótide tiene un sistema genital completo, siendo por lo tanto hermafrodita. En la porción terminal de cada proglótide hay un receptáculo seminal y un conducto espermático. El ovario es bilobulado, localizado en la parte posterior del plano ecuatorial.

Los cestodos sobreviven en una amplia horquilla de pH (de 4 a 11), dependiendo de la especie.

La coordinación del gusano en su conjunto es pobre, en razón a su muy primitivo sistema nervioso.

CICLO BIOLÓGICO DE LOS CESTODOS.-

Los huevos expulsados cuando se desagregan las proglótides grávidas contienen un embrión denominado oncosfera (etimológicamente «bola con ganchos»). El número de ganchos es útil para la clasificación zoológica de las distintas especies de cestodos.

Las oncosferas de los cestodos parásitos humanos tienen 3 pares de ganchos (hexacantos). Existen así mismo un par de glándulas unicelulares de penetración que les permiten asirse y perforar la pared intestinal del hospedador.

En algunas especies de cestodos los huevos eclosionan en el agua y son las larvas las que penetran en el hospedador, en este caso, un hospedador intermediario. Tras varias mudas, las larvas más evolucionadas infectan al hospedador definitivo.

En otras especies, un único hospedador actúa de facto como intermediario y definitivo. En este caso, los huevos eclosionan en el intestino y el desarrollo larvario transcurre en la propia mucosa del hospedador.

La larva del cestodo que emerge del huevo puede ser plerocerco, plerocercoide, cisticercoide o cisticerco, en función del grado de invaginación de la cabeza en una vejiga diminuta. El cisticerco («gusano vesiculoso») es la larva más evolucionada, último estadio previo al estado de gusano adulto.

Hymenolepsis nana (tenia enana) pertenece a este segundo grupo, en el que tanto el desarrollo larvario como la acomodación del gusano adulto transcurren en el mismo hospedador.

PATOGENIA DE LAS INFECCIONES POR CESTODOS.-

La patogenia de la infección por cestodos deriva de alguna, o varias de las siguientes situaciones:

         Obstrucción mecánica del tracto digestivo.

         Migración de las larvas a ubicaciones inhabituales.

         Toxemia por metabolitos del gusano.

         Anemia perniciosa (solo en el caso de infección por Diphyllobothrium latum).

La sintomatología causada por las larvas suele ser más comprometida que la causada por el gusano adulto, debido a que las larvas se pueden acomodar en lugares críticos, como el cerebro y la órbita ocular.

PROFILAXIS.-

Para Diphyllobothrium latum, Tenia saginata y Tenia solium (popularmente «solitaria») la infección es, de sólito, consecuencia del consumo de carne cruda o insuficientemente cocinada.

La otra ruta de infección (Tenia solium, Hymenolepsis nana) es el deficiente procesamiento de la materia fecal, tanto de origen humano como animal.

HYMENOLEPSIS NANA.-

Esta especie fue descubierta por Theodor Maximiliam Bilharz en intestino de un adolescente de El Cairo, Egipto, en el año 1851.

Su distribución es mundial, de preferencia en climas cálidos.

Es un gusano de pequeño tamaño, de ahí el epíteto de enana (Tenia enana).

Como en los demás cestodos, las proglótides más próximas al escólex son más delgadas, haciéndose más grandes y redondeadas conforme se llenan de huevos (proglótides grávidas) y se ubican más lejos del escólex.

Los huevos se liberan conforme se desprenden y desagregan las proglótides grávidas. Son huevos esféricos, engrosados en los extremos, conteniendo una oncosfera y tres ganchos.

Tras la ingestión de los huevos, las oncosferas se liberan en el estómago o intestino delgado. Las oncosferas (1er estado larvario) se inmiscuyen entre en las vellosidades del intestino delgado, transformándose en cercocistos (2º estadio larvario).

Las larvas cercocistos migran hacia la luz del intestino delgado donde mudan a gusanos maduros.

Como se ha escrito en párrafos anteriores, Hymenolepsis nana no utiliza hospedador intermediario. La infección pasa directamente de un paciente a otro, mediante la ingestión de los huevos.

La patogenia más significativa es consecuencia de la toxemia por absorción de metabolitos del parásito. Algunos síntomas son los siguientes: cefalea, mareos, anorexia, prurito nasal y anal, diarrea intermitente, inquietud, irritabilidad; y, con menos frecuencia, eosinofia, y convulsiones epileptiformes.

TRATAMIENTO.-

Los fármacos electivos para las infecciones por Hymenolepsis nana son Hexilresorcinol, Quinacrina, Praziquantel y Niclosamida.

Mientras Hexilresorcinol se utiliza para las infecciones ligeras, Quinacrina se reserva para las infecciones masivas, siempre asociado a un tratamiento laxativo antes, y al día siguiente de la toma del fármaco.




[Quinacrina es fundamentalmente un antiprotozoario, utilizado en las infecciones por Giardia lamblia. Otras utilidades son la leishmaniasis, el lupus eritematoso sistémico, la escleroterapia; e incluso la esterilización irreversible intrauterina (anticonceptivo irreversible) Referencia bibliográfica: Benagiano, G. Sterilisation by Quinacrine. Lancet 1994; 344: 689]. [La escleroterapia es el tratamiento de las venas varicosas mediante la inyección de una solución irritante que da lugar a la obliteración de la vena, subsiguiente trombosis localizada y necrosis].

Praziquantel no se ha de usar en pacientes con cisticercosis ocular por el riesgo parálisis irreversible del músculo ciliar derivada de la destrucción de la forma larvaria del gusano (cisticerco).

Praziquantel se metaboliza a través del citocromo P450 hepático de tal suerte que pueden producirse numerosas interacciones farmacológicas. Referencia bibliográfica: King CH, Mahmoud AAF. Drugs five years later: Praziquantel. Ann Intern Med 1989; 110: 290-6.

La profilaxis de la infección está inextricablemente asociada a la higiene, evitando ropa de cama sucia, contacto con asientos de inodoros, lavado exhaustivo de manos tras la defecación. Recuérdese que la viabilidad infectante de los huevos es máxima durante un corto período de tiempo tras su expulsión en las deyecciones.

Como en todas las infecciones por gusanos, una dieta equilibrada disminuye la susceptibilidad y reduce la sintomatología.

Recomendamos la consulta de:

Abramowicz M. Drugs for Parasitic Infections, 3ª edición. The Medical Letters, 2013.

Zaragoza, 4 de septiembre de 2018

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Farmacia Las Fuentes

Florentino Ballesteros, 11-13

50002 Zaragoza

Ċ
Lopeztricas Jose-Manuel,
4 sept. 2018 10:05
Comments