Sanofi Aventis reduce a la mitad el precio de un fármaco antineoplásico

publicado a la‎(s)‎ 17 nov. 2012 9:37 por José Manuel López Tricas


SANOFI AVENTIS REDUCE A LA MITAD EL PRECIO DE UN FÁRMACO ANTICANCEROSO

La multinacional francesa Sanofi Aventis ha decidido reducir a la mitad el precio de su fármaco Zaltrap® (Aflibercept) después de que un centro norteamericano pionero en el tratamiento del cáncer decidiera no usar el medicamento debido a su coste excesivo.

Zaltrap®, en una de sus formulaciones, está indicado en el cáncer de colon. Existe otra formulación para el tratamiento de la degeneración macular asociada a edad avanzada.

La decisión del centro médico norteamericano y la respuesta del laboratorio comercializador puede ser un precedente con otros fármacos antineoplásicos. En el caso del Zaltrap® su coste anual supera los 100.000€ y su efecto es prolongar la vida de los pacientes unos pocos meses, en el mejor de los casos.

Zaltrap® (Aflibercept), de Sanofi Aventis, se comercializó en agosto con un coste mensual de aproximadamente 11.000 dólares. Muy poco tiempo después, el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, en New York decidió no usar el fármaco arguyendo que era el doble de caro, pero no más efectivo que un medicamento similar, Avastin® (Bevacizumab) de laboratorios Genentech. Ambos medicamentos incrementan la supervivencia de los pacientes en 1,4 meses (valor promedio).

Tres médicos del Sloan-Kettering Cancer Center hicieron pública la decisión del prestigioso centro médico neoyorquino en un Editorial del diario The New York Times.

En esta editorial los autores escriben “ignorar los costes de los cuidados sanitarios no se puede defender durante más tiempo”. “Cuando se produce un enorme incremento de los gastos, la comunidad médica se enfrenta a una nueva obligación. A la hora de elegir tratamientos para los pacientes debemos sopesar la carga financiera que conllevan con los beneficios que se pueden conseguir”.

En una entrevista el mes de octubre (2012), Christopher A. Viehbacher, jefe ejecutivo de Sanofi Aventis, afirmó que el laboratorio intentó que “el precio de Zaltrap® fuera similar al de Avastin®”.

Los responsables del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center compararon dosis distintas de Avastin® y Zaltrap®; siendo la de aquélla prácticamente la mitad que la de éste último. He ahí la discrepancia.

No se debe obviar que Zaltrap® es fabricado por una multinacional con sede en Francia, mientras que Avastin® es fabricado y comercializado por una empresa estadounidense, Genentech. Existe suspicacia acerca de cierta actitud proteccionista.

Ante esta decisión del renombrado centro médico norteamericano, Sanofi Aventis se retractó: “consideramos que Zaltrap® tiene un precio competitivo cuando se usa de manera adecuada”. Sin embargo “reconocemos que ha existido resistencia en el Mercado Norteamericano, tal vez por el limitado conocimiento del producto que posee la comunidad médica oncológica; así que hemos decidido reducir el coste neto de Zaltrap®”.

Los problemas con el elevado precio de Zaltrap® aparecieron primero en The Cancer Letter.

Para no crear un precedente, Sanofi Aventis decidió no modificar el precio de Zaltrap® (en Estados Unidos el Gobierno Federal no interviene en el precio de los medicamentos), sino llevar a cabo un descuento del 50%. Zaltrap® en presentación para el cáncer de colon, se administra mediante infusión intravenosa. El fármaco lo compran los hospitales o los médicos particulares, que se lo administran a los pacientes. El coste es rembolsado por los Seguros de Salud. Los pacientes han de pagar una cantidad variable dependiendo de la cobertura de su seguro médico.

Según algunos oncólogos el descuento en el precio de Zaltrap® podría representar un incentivo para que los médicos prescriban más el medicamento, dado que podrían beneficiarse de la diferencia entre el menor precio que ellos (o sus hospitales) pagan por el fármaco y el mayor precio al cual son rembolsados por las Compañías Aseguradoras.

Incluso con un precio mucho menor, algunos oncólogos no hallan razones estrictamente científicas para usar Zaltrap® en lugar de Avastin®, cuando se comparan los patrones de toxicidad de ambos medicamentos. Esta es la opinión del Dr. Saltz, en la actualidad consultor de Genentech, con anterioridad de Sanofi Aventis.

Zaltrap® (Aflibercept) fue desarrollado por Sanofi Aventis y Regeneron Pharmaceuticals, habiendo sido aprobado por la FDA (acrónimo de Food and Drug Administration) en el mes de agosto de 2012, e indicado como segunda línea de tratamiento contra el cáncer de colon y recto. Su mecanismo de acción, al igual que Avastin® (Bebacizumab) es bloquear la formación de nuevos vasos sanguíneos (angiogénesis –ver imagen adjunta-) en el tejido tumoral.

Bevacizumab (Avastin®) es un anticuerpo monoclonal (el sufijo –mab, de monoclonal antibody) humanizado preparado por ingeniería genética. Se trata de una IgG1 humana con determinantes antigénicos de origen murino.

Bevacizumab se une al VEGF (Vascular Endothelial Growth Factor) bloqueando la interacción entre el VEGF y sus receptores (Flt-1; KDR) insertados en la membrana de las células endoteliales. Los experimentos in vitro han demostrado que la interacción entre VEGF y sus receptores (Flt-1; y KDR) dan lugar a la proliferación de las células endoteliales y la formación de nuevos vasos sanguíneos. Los experimentos en animales han revelado que la inhibición del VEGF mediante anticuerpos monoclonales (vg, Bevacizumab) inhibe la angiogénesis, disminuyendo el crecimiento microvascular de los tumores e inhibiendo el desarrollo de metástasis. Bevacizumab, al igual que los anticuerpos monoclonales, se metabolizan y eliminan por el sistema retículo-endotelial, cuya denominación más correcta es sistema mononuclear fagocitario.

Peter B. Bach, director de Política Sanitaria del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, y uno de los autores del editorial de The New York Times al que he hecho referencia con anterioridad, afirmó que el elevado precio de Zaltrap® refleja un problema de mayor trascendencia: la improbada relación entre el elevado precio de algunos fármacos antineoplásicos y los resultados logrados, medido en términos de supervivencia.

Zaragoza, 17 de noviembre de 2012

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Zaragoza

Comments