Vacunas meningocócicas

publicado a la‎(s)‎ 17 oct. 2016 12:04 por Lopeztricas Jose-Manuel   [ actualizado el 17 oct. 2016 12:25 ]

VACUNAS ANTI-MENINGOCÓCICAS

Neisseria meningitides (microscopio electrónico)

Las vacunas meningocócicas se usan para la inmunización activa contra Neisseria meningitides, agente causal de la enfermedad meningocócica, que se manifiesta clínicamente como meningitis, septicemia o ambas simultáneamente. Con mucha menor frecuencia se presenta como poli-artritis, pericarditis, neumonitis e infecciones genitourinarias.

En el año 1887 Weichselbaum identificó por primera vez el meningococo en el fluido cerebroespinal de un paciente con meningitis (estudios microscópicos).

Las primeras epidemias de meningitis meningocócica descritas en la literatura científica se produjeron en Ginebra (Confederación Helvética) de 1805; y casi a la vez, al otro lado del Atlántico, en New BedfordMassachusetts, Estados Unidos, en 1806. Naturalmente, se produjeron muchas más.

Hacia 1900 se describieron diversos brotes epidémicos en los países del Sahel, que acabaron delimitando el denominado «cinturón africano de la meningitis».

En aquella época los brotes de meningitis eran relativamente frecuentes en los acuartelamientos, orfanatos, prisiones y, en general, en lugares donde el hacinamiento y la ausencia de higiene eran la norma.

Antes de la Gran Guerra (Primera Guerra Mundial) el único tratamiento aplicado era la sueroterapia. A partir de 1937, se comenzaron a usar sulfonamidas (apocopadas como sulfamidas), sustituidas por los antibióticos a partir de su introducción en terapéutica a mediados de la década de 1940. Las primeras vacunas (frente al serotipo[1] C del meningococo) comenzaron a usarse durante la década de 1960.

Antes del inicio de la sueroterapia como tratamiento de la meningitis en 1913, la mortandad de la meningitis meningocócica  era de aproximadamente 75% (3 de cada 4 enfermos). Hoy día sigue siendo elevada para los estándares actuales, entre un 10 y un 15%. Las secuelas permanentes entre los supervivientes de la infección son importantes y graves, incluyendo sordera, amputaciones de miembros, alteraciones visuales, déficits cognitivos, retraso mental, graves deficiencias motoras, y alteraciones psiquiátricas.

Neisseria meningitides es una bacteria Gram[2] negativa de la que se han identificado varios serotipos; el serotipo A, C y W135 son responsables de la mayoría de los casos de meningitis en el África subsahariana («cinturón africano de la meningitis»[3]): los serotipos B y C son los más comunes en Europa y Norteamérica. En Centro y Sudamérica cada región tiene un particular patrón de serotipos. Los casos de meningitis serotipo C han disminuido drásticamente en los países desarrollados tras la introducción protocolizada de la vacunación desde mediados de la década de 1960.

La enfermedad meningocócica es más común en dos fases de la vida: niños de menos de 5 años, y adolescentes. El porcentaje de portadores humanos asintomáticos oscila entre 10 y 25%, según los estudios y las poblaciones consideradas.

Neisseria meningitides se acantona en la región naso-faríngea. Ocasionalmente la bacteria atraviesa la mucosa y penetra en el torrente sanguíneo, desarrollándose un grave cuadro clínico que puede derivar en shock y fallo multi-orgánico. Llegados a este punto la mortalidad es elevada. Los signos y síntomas iniciales de la enfermedad meningocócica comienzan siendo relativamente inespecíficos (fiebre elevada, vómito, malestar y letargia); seguidos por signos patognomónicos (cefalea intensa, signo de Brudzinski – rigidez del cuello -, y fotofobia). Otros signos solo aparecen en la forma septicémica de la meningitis (así sucede con las petequias o púrpura tromocitopénica), mientas la forma meningocócica da lugar a vasculitis.

La mortalidad se incrementa con la gravedad de la sintomatología. Es pues fundamental la pronta instauración de un tratamiento eficaz. No obstante, la versión de la enfermedad meningocócica que da lugar a inflamación de las meninges (meningitis) tiene menor mortalidad que la forma septicémica.

Las vacunas anti-meningocócicas (vacunas contra las infecciones por Neisseria meningitides) contienen preparaciones de polisacáridos (que actúan como antígenos). Pueden ser monovalentes o polivalentes, según sean específicas para un serotipo específico de Neisseria meningitides, o varios serotipos. Los polisacáridos de Neisseria meningitides muestran baja inmunogenicidad (escasa capacidad para desencadenar la respuesta inmunitaria) por lo que se asocian con un transportador (carrier) para aumentar su potencial inmunogénico. Los transportadores usados habitualmente son la toxina diftérica CRM197  o la toxina del tétanos (ambas inactivadas). Desde hace años se dispone de vacunas efectivas contra los serotipos más habituales de Neisseria meningitides (A, C, W135 e Y). Sin embargo, la baja inmunogenicidad del serotipo B de Neisseria meningitides imposibilitó hasta muy recientemente el desarrollo de una vacuna específica. Finalmente se ha conseguido formular una vacuna contra el serotipo B, comercializándose con el nombre registrado de Bexero® (véase información específica sobre esta preparación más adelante en este mismo texto).

En España la única vacuna contra Neisseria meningitides incluida en el calendario de vacunación (Comunidad de Aragón) es la vacuna monovalente contra el serotipo C, debiendo administrarse tres dosis, a los 2, 4 y 15 meses de edad.

En otras regiones hay diferencias. Así, en Madrid, se protocolizan 4 dosis, a los 2, 4, 12 meses; con una dosis de refuerzo a los 12 años.

He aquí otro ejemplo del sinsentido de la división de España en autonomías, en lugar de la organización en provincias, mucho más racional, menos costosa y más distributiva entre todos los ciudadanos, a semejanza de la que gozan en Francia.

La vacuna monovalente contra el serotipo C se inyecta por vía intramuscular, reservándose la inyección subcutánea para pacientes con hemofilia o trombocitopenia.

Los adultos que viajan a zonas con elevada prevalencia de enfermedad meningocócica deberían recibir la vacuna tetravalente (contra los serotipos A, C, W135 e Y), aun cuando hayan recibido las dosis contra el serotipo C en su país de origen. A título de ejemplo: todos los peregrinos a La Meca y Medina (Arabia Saudí) se les exige presentar el certificado de vacunación, o bien vacunarse antes de acceder a las ciudades santas del Islam.

En el año 2013 se autorizó en la Unión Europea una vacuna contra el meningococo B formulada con tres proteínas de Neisseria meningitides obtenidas por recombinación genética (NHBA, NadA, y fHbp), junto con vesículas de la membrana externa de la bacteria. Se administra por vía intramuscular según el siguiente esquema: 1ª dosis (2 meses de edad); 2ª dosis (a los 3 meses de edad); y 3ª dosis (a los 4 meses de edad). Se ha de inyectar una dosis de refuerzo a los dos años.

CUADRO CLÍNICO DE LA INFECCIÓN POR NEISSERIA MENINGITIDES SEROTIPO B.


La muerte puede sobrevenir en apenas 24 horas tras el inicio de los primeros síntomas, que suelen ser inespecíficos y comunes con muchas otras infecciones banales.

Alrededor del 20% de todos los que sobreviven a la meningitis serotipo B quedan con secuelas permanentes, tales como amputaciones de miembros o sordera irreversible.

BEXERO® (VACUNA CONTRA NEISSERIA MENINGITIDES TIPO B)


Es una jeringa precargada para inyección intramuscular formulada con 4 antígenos: fHbpNadANHBA y PorA (PorA, localizada en vesículas de la membrana exterior de la bacteria). [fHbpfactor H binding proteinNadANeisserial adhesin A;NHBANeisserial Heparin Binding AntigenPorAPorina A]. [La jeringa precargada se puede inyectar por vía subcutánea en caso de hemofilia o trombocitopenia].

En la actualidad la prevalencia de meningitis en la mayoría de los países (excepto en el «cinturón africano de meningitis») es muy baja (0,5 a 5 casos por cada 100.000 habitantes). Esta baja prevalencia hace que no se puedan llevar a cabo extensos estudios a fin de valorar la eficacia de las vacunas. Es por ello que la autorización de la vacuna contra el serotipo B de Neisseria meningitides (Bexero®) se haya establecido mediante un ensayo de actividad bactericida en suero. Este ensayo está avalado por los estudios de correlación entre actividad bactericida sérica y prevención de contagio llevados en acuartelamientos durante el desarrollo de las vacunas contra los serotipos A, C y W135 hace más de 40 años.

Aun cuando GlaxoSmithKline comercializa la vacuna en la Unión Europea, Bexero® fue desarrollada por Novartis Vaccine & Diagnostics.

El objetivo era desarrollar una vacuna segura que otorgase inmunidad permanente a toda la población, con énfasis especial en niños, el mayor grupo de riesgo. Además, la vacuna debería ser heteróloga para cubrir todos los sub-serotipos circulantes.

La vacuna finalmente desarrollada contiene 4 componentes, designándose por tanto como 4CMenB (4 Componentes de la vacuna Meningitis contra el serotipo B). De estos cuatro componentes dos están presentes como proteínas de fusión con otros dos antígenos identificados como GNA2091 y GNA1030: Neisseria adhesin (NadA), fHbp (factor H-binding protein) con GNA2091; NHBA (Neisseria Heparin-Binding Antigen) con GNA1030; y: OMV (Outer Membrane Vesicle) con NZ98/254 (cepa 254 aislada en 1998 en New Zeland).

Posología:


Efectos secundarios de Bexero®

(Información recopilada de los ensayos clínicos)

*    Dolor en el punto de inyección (83%).

*    Mialgia (48%).

*    Eritema (45%)

*    Fatiga (35%).

*    Cefalea (33%)

*    Induración en el punto de inyección (28%)

*    Náusea (18%)

*    Artralgia (≥13%).


[1] Serotipo: cada una de las categorías en que se clasifica una determinada bacteria en función de su serología, determinada por un conjunto específico de antígenos, o bien de los anticuerpos fabricados contra ellos.

[2] Gram: técnica de tinción desarrollada por el bacteriólogo danés Hans Christian Joachim Gram (1853-1938). Las bacterias se clasifican en Gram positivas y Gram negativas, según fijen, o no, el colorante.

[3]  Los países que conforman el denominado cinturón africano de la meningitis son: Benín, Burkina Fasso (antiguo Alto Volta), Camerún, Chad, Costa de Marfil, Etiopía, Gana, Malí, Níger, Nigeria, República Centroafricana, República Democrática del Congo (antiguo Zaire) Sudán, Sudán del Sur y Togo.

Zaragoza, a 17 de octubre de 2016

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Farmacia Las Fuentes

Florentino Ballesteros, 11-13

50002 Zaragoza

Comments