Riesgo obesidad descendientes de Biafra

RIESGO DE OBESIDAD ENTRE LOS NACIDOS DURANTE LA HAMBRUNA DE BIAFRA

 

Los niños nacidos durante la breve pero intensa hambruna de Biafra, hace 40 años, han desarrollado obesidad, y padecido las enfermedades asociadas a esta condición, con más frecuencia que los nacidos inmediatamente antes o después de ese periodo nefasto.

Esta información procede de un estudio publicado la semana cuadragésimo tercera del presente año (2010) en la revista PLoS One, y realizado conjuntamente por investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) y el Hospital Universitario de Enugu (Nigeria). Estos hallazgos añaden evidencias al hecho, ya sabido, de que la malnutrición durante la vida uterina acarrea problemas en la vida adulta.

Los investigadores reclutaron en pueblos y ciudades con mercados de alimentos y otros productos a 1.339 adultos, organizándolos en tres grupos: los que habían nacido antes, durante y después de la hambruna, que se prolongó desde finales de 1968 asta comienzos de 1970. Los adultos nacidos durante el periodo de hambruna pesaban más, tenían mayores valores de presión sanguínea y sus glucemias eran más elevadas.

Las limitaciones de la investigación son importantes: cómo influyó la extremada pobreza, la mortandad de las madres debida a la guerra causante de la hambruna, o cómo todos estos factores determinaron el cuidado dispensado a sus hijos.

Biafra, el hogar de la tribu Ibo, intentó la secesión de Nigeria en 1967, entrando en conflicto con el gobierno militar nigeriano, pero también con otras tribus. Las causas del intento de secesión radicaban en diferencias lingüísticas, religiosas y económicas (importantes reservas de petróleo de la región). Todo comenzó en 1966 con una revuelta dentro del ejército nigeriano durante la que fueron asesinados el Primer Ministro, Alhaji Sir Abukabar Tafawa Balewa, junto con los representantes gubernamentales de las regiones septentrional y occidental. En julio de ese mismo año se produjo otro golpe de estado, esta vez dirigido por el general Yabuku Gowon, quien intento la redacción de una nueva Constitución en Lagos (capital administrativa, no política del país). Aun sin concluir su redacción, la violencia se extendió: en septiembre se produjeron masacres en las zonas habitadas por la tribu Ibo. Estos sucesos precipitaron los acontecimientos en las zonas de mayoría Ibo, declarándose independientes. Y en mayo de 1967,  el coronel Odumegwu Ojukwu, perteneciente a la burguesía Ibo (se había formado en Oxford), decidió la escisión Nigeria, denominando a su nuevo país como Biafra, con su capital en Enugu. Solo unos pocos países reconocieron la independencia de la nueva nación, entre ellos Gabón, Costa de Marfil, Tanzania, Zambia y Haití. Francia envió armas a Biafra, pero sin reconocer su independencia. Gran Bretaña, Estados Unidos y la Unión Soviética ayudaron al ejército nigeriano, que tomó el control de la nueva capital de Biafra, Enugu; así como el puerto marítimo de Port Harcourt, aislando a Biafra, y cortando todo suministro de alimentos. Según algunas estimaciones, un millón de civiles murieron de hambre en el breve periodo de tiempo desde finales de 1968 hasta comienzos de 1970. La resistencia de Biafra colapsó en enero de 1970, mientras Odumegwu Ojukwu halló refugio en Costa de Marfil. Este personaje reapareció en Nigeria en 1982, tratando de entrar en política, siendo encarcelado en 1984. Excarcelado poco después, vive actualmente retirado.

La tragedia de Biafra fue tomada como estandarte por muchos grupos sociales en occidente, siendo probablemente, George Harrison, miembro de The Beatles, quien más ayudó a tomar conciencia de la tragedia.

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Zaragoza

Ċ
Lopeztricas Jose-Manuel,
11 nov. 2010 9:28
Comments