Síndrome de fatiga crónica

publicado a la‎(s)‎ 6 jun. 2011 10:15 por José Manuel López Tricas   [ actualizado el 6 jun. 2011 10:16 por Victor Sin ]

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA

Dos estudios publicados cuestionan la relación entre el Síndrome de Fatiga Crónica con la infección por XMRV, un retrovirus apenas estudiado. El trabajo que relacionaba el síndrome con la infección por el “Xenotropic Murine Leukemia Related Virus” (acrónimo XMRV) apareció publicado en la revista Science en el año 2009.

En una editorial publicada en la misma revista, Bruce Alberts, editor de la prestigiosa revista, ponía en entredicho dicha relación arguyendo la posible contaminación de las muestras en el laboratorio por el esquivo retrovirus (XMRV).

El trabajo publicado en Science en 2009 dio pié para que algunas personas afectadas del Síndrome de Fatiga Crónica trataran de obtener fármacos antirretrovirales usados para la infección por VIH, práctica que se sostenía en el descubrimiento de que estas sustancias inhibían la replicación del XMRV.

Sin embargo, en el primer estudio de dos recientemente publicados los investigadores no hallaron trazas del XMRV u otros virus relacionados en la sangre de 43 pacientes cuyas muestras habían dado positivas con anterioridad al XMRV. En el segundo estudio, los científicos notificaron la presencia de XMRV en las muestras de sangre, pero argumentaron que su detección podría ser consecuencia de la recombinación de los dos virus leucémicos de ratón, un “artefacto” de laboratorio.

Estos dos estudios han sido los últimos en una serie de desalentadores trabajos para las personas afectadas del Síndrome de Fatiga Crónica. La única crítica que cabe realizar a estos recientes trabajos es que ninguno de ellos ha reproducido los métodos de la investigación llevada a cabo en Cleveland Clinic, y bajo el auspicio del National Cancer Institute and Whittemore Peterson Institute for Neuro-Immune Disease, en Reno, Estado de Nevada.

Vicent Racaniello, profesor de microbiología en la universidad de Columbia, dijo en una entrevista reciente, que aunque ahora parece improbable relacionar al XMRV con el Síndrome de Fatiga Crónica, es erróneo concluir que en este síndrome no subyaga una causa infecciosa. Ello se sostiene en que los pacientes con el Síndrome de Fatiga Crónica muestran signos de activación permanente de su sistema inmunitario.

Jay Levy, profesor de medicina en la universidad de California, San Francisco, y autor de uno de los dos últimos trabajos que echan por tierra el vínculo entre esta patología y el retrovirus XMRV, afirmó no obstante que, en su opinión, muchas de las personas afectadas por el Síndrome de Fatiga Crónica están sufriendo de una enfermedad iniciada por la infección de uno o más virus.

Muchos de los síntomas de esta enfermedad derivan de la respuesta “exagerada” del propio sistema inmunitario, y no tanto del propio patógeno, supuesto que exista realmente.

Las células B (derivadas de los linfocitos B) fabrican y liberan toxinas contra el supuesto agente infeccioso, que terminan por causar el deterioro de salud asociado a esta enfermedad.

La pasada semana (última semana de mayo de 2011), los editores de la revista Science preguntaron a los autores del trabajo original publicado en dicha revista en mayo de 2009, si podían retractarse de las conclusiones manifestadas en aquel trabajo en vista de los nuevos hallazgos. Judy Mikovits, director de investigación del Whittemore Peterson Institute, respondió que consideraba prematura esta palinodia, dado que tenían noticias de otras investigaciones en curso que podrían respaldar los hallazgos de su trabajo original.

Una de las consecuencias de estos trabajos es que las asociaciones de pacientes con Síndrome de Fatiga Crónica perderán financiación gubernamental y tendrán más dificultades para obtener medicación de sus compañías aseguradoras.

No obstante, el gobierno federal norteamericano seguirá auspiciando económicamente estudios para establecer la potencial relación entre el retrovirus XMRV y el Síndrome de Fatiga Crónica.

Zaragoza, 6 de junio de 2011

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Zaragoza

Comments