Historia‎ > ‎

Primera mención del flúor para proteger la dentición

PRIMERA MENCIÓN DE FLÚOR PARA PROTEGER LA DENTICIÓN

Un dentista llamado Frederick S. McKay abrió su consulta en Colorado Spring (Estados Unidos) en 1901. Pronto observó que muchos de sus pacientes tenían sus dientes moteados de color marrón. Eran antiestéticos, pero muy resistentes al desarrollo de caries.

McKay recogió muestras de agua de diferentes lugares de la región, enviándolas a un departamento de química, donde, usando técnicas espectrográficas, un método analítico que acababa de ser descubierto, determinó que las muestras de agua contenían 12ppm de flúor (ppm: partes por millón). Un estudio epidemiológico sencillo evidenció que el flúor era responsable del moteado y dureza de los dientes de sus pacientes.

La primera mención en prensa de estos hechos apareció en la edición de The New York Times del 14 de junio de 1931.

La siguiente mención periodística del asunto llegó en la edición (The New York Times) del 15 de octubre del año 1943. El artículo hacía referencia a una conferencia de la Asociación Americana de Salud Pública. Al final del extenso artículo de 600 palabras se mencionaba lo siguiente: los escolares que usan agua doméstica con cantidades tan pequeñas como una parte por millón de flúor, desarrollan entre la mitad y la tercera parte de caries en relación con otros escolares que beben agua carente de flúor.

Un año después (1944), The New York Times hacía referencia a un experimento de salud pública en New York, en que se fluoró (a concentraciones de 1ppm) el agua del barrio de Newburgh, manteniendo el suministro de agua sin fluorar en otro barrio, Kingston.

Y, finalmente, en 1951 el Departamento de Salud del gobierno recomendó la fluoración de los sistemas de suministro de agua. Sin embargo, esta recomendación no fue seguida con la celeridad deseada. En un artículo de The New York Times del 1 de octubre de 1965, todavía se hacía referencia al prolongado y amargo debate de más de 14 años.

Hoy día, según datos del CDC  (Center for Disease Control and Prevention), más del 60% de los ciudadanos de Estados Unidos usan agua fluorada.

 

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Zaragoza

 

Ċ
José Manuel López Tricas,
2 dic. 2010 12:01
Comments