Últimas publicaciones

Infecciones resistentes y el escudo de silencio.

publicado a la‎(s)‎ 16 abr. 2019 8:03 por Lopeztricas Jose-Manuel

INFECCIONES MULTIRRESISTENTES Y EL ESCUDO DE SILENCIO

El pasado mes de enero (2019) el CDC (Center for Disease Control and Prevention) de Estados Unidos publicó una alerta sobre una bacteria mortal resistente a prácticamente todos los antibióticos conocidos. Esta bacteria causó la muerte a más de 12 ciudadanos estadounidenses que acudieron al Grand View Hospital, en Tijuana, México, para una cirugía electiva. Cuando los brotes infecciosos se producen en hospitales en suelo estadounidense, el CDC no hace pública la filiación del hospital siguiendo un acuerdo no formalizado en el que los hospitales notifican la incidencia de infecciones hospitalarias (nosocomiales) a cambio de que no se haga público el centro donde se produjo el brote infeccioso.

Uno de los casos más llamativos es la aparición de brotes de una micosis causada por el hongo Candida auris, no solo en Estados Unidos, sino en cada vez más lugares del mundo, entre ellos España (hospital La Fe, Valencia).

Diversas asociaciones de pacientes, tales como Patient Safety Action Network, reclaman que a las personas ingresadas en hospitales y sus familias se les informe de las infecciones nosocomiales. Solo así se pueden corresponsabilizar las prácticas higiénicas durante su permanencia en los centros sanitarios.

Kevin Kavanagh, presidente de la junta directiva de otro grupo de defensa de los usuarios, Health Watch USA, comparó el brote notificado en el hospital tijuanense con otro que se produjo en un hospital comarcal del estado de Kentucky en el año 2016, desencadenado por enterobacteriáceas resistentes a los poderosos antibióticos carbapenems. El CDC tardó dos años en notificar el brote y, aun entonces, ocultó la filiación del centro hospitalario. No se dio cuenta de la mortalidad por este brote, aun cuando las infecciones por enterobacteriáceas resistentes a los carbapenems suelen matar a uno de cada dos infectados.

La fuente de contagio se halló en un carro de limpieza que trasladó los gérmenes desde el departamento de urgencias al bloque quirúrgico.

Según los responsables del CDC la confidencialidad es la moneda para recibir información sobre estos brotes, tanto de los hospitales como de residencias geriátricas. De otro modo, estos centros estarían tentados a ocultar o minimizar sus problemas para no ver comprometido su prestigio en un entorno muy competitivo.

Este punto de vista choca frontalmente con las asociaciones de pacientes que reclaman su derecho a disponer de información, sobre todo cuando se trata de aspectos que comprometen su salud, incluso su vida.

La realidad es que todos los intentos por conocer las estadísticas de infecciones nosocomiales (intrahospitalarias) suelen fracasar, por falta de información e interés, tanto de legisladores, como de la propia industria farmacéutica, poco interesada en políticas restrictivas del uso de antibióticos, sobre todo de aquellos más novedosos y, consecuentemente, más caros y rentables para sus cuentas de resultados.

El argumento contrario a publicitar la incidencia de infecciones nosocomiales se fundamenta en evitar la alarma social y el tentador riesgo de manipulación de información muy técnica. Un escenario de desconfianza podría ser más peligroso para la salud de la población que el propio riesgo de contraer una infección hospitalaria por un microorganismo resistente a la mayoría de los antibióticos disponibles.

Contraria a la política de ocultación de la información está la realidad. La divulgación de los datos puede salvar vidas. Entre los años 2012 y 2014, alrededor de 36 personas ingresadas en un hospital de Seattle, estado de Washington, Estados Unidos contrajeron infecciones causadas por un microorganismo multirresistente. La infección se propagó, como tantas veces sucede, a través del instrumental médico. Fallecieron 18 pacientes (mortalidad del 50%). Sin embargo, el hospital (Virginia Mason Medical Center) no solo no publicó el caso, sino que declaró que no lo estimaba necesario.

El problema de estos brotes por gérmenes resistentes a los antibióticos es muy distinto cuando se presenta en un hospital terciario o en un hospital monográfico. Además, salvo en hospitales terciarios, no es frecuente llevar un registro de las infecciones nosocomiales.

En España la Sociedad Científica de Medicina Preventiva creó en 1990 un registro de infecciones nosocomiales en el que los hospitales de más de 100 camas rellenan una encuesta EPINE, acrónimo de Estudio Prevalencia Infecciones Nosocomiales de España. Los datos muestran una incidencia de infecciones intrahospitalarias de aproximadamente el 7%, similar al de los países de similar nivel de desarrollo social y económico. Los últimos datos disponibles corresponden al año 2017, que incluyó a 61.673 pacientes ingresados en 313 hospitales.

Un neonato que contrae una infección de la que no sobrevive, o un anciano debilitado que se contagia con un estafilococo meticilina-resistente por el contacto con un riel de la cama, y termina muriendo, son situaciones que no siempre se pueden evitar. Pero sí es evitable que la infección se extienda. La excusa de evitar una alarma innecesaria es fútil, y solo se sostiene en el prejuicio que duda de la madurez de la sociedad para asumir riesgos.

Zaragoza, 16 de abril de 2019

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Farmacia Las Fuentes

Florentino Ballesteros, 11-13

50002 Zaragoza

Peligrosa enfermedad se expande por el mundo

publicado a la‎(s)‎ 13 abr. 2019 8:52 por Lopeztricas Jose-Manuel

PELIGROSA ENFERMEDAD SE EXPANDE POR EL MUNDO

Un germen identificado recientemente se está expandiendo subrepticiamente por el mundo aprovechando la vulnerabilidad de pacientes inmunodeprimidos. Se trata del hongo Candida auris.

Durante el último lustro, ha afectado a una unidad de cuidados neonatales en Venezuela, ha desencadenado un brote en un hospital español, ha obligado a clausurar una unidad de cuidados intensivos en un hospital del Reino Unido, y ha echado raíces en India, Paquistán y Sudáfrica.

Tras la aparición de unos pocos casos en Estados Unidos (New York, New Yersey e Illinois), el CDC (Center for Disease Control and Prevention) ha incluido a Candida auris como una amenaza urgente.

El paciente ingresado en el Mount Sinai Hospital de New York falleció tras un prolongado ingreso de 90 días. Los protocolos de desinfección más estrictos no lograron erradicar el hongo. Fueron necesarias obras de albañilería (arrancar baldosas y desmontar el techo de la habitación) para erradicar Candida auris.

A pesar de las estrictas medidas de aislamiento y desinfección, todos los objetos y estructuras de la habitación contenían muestras del hongo.

Candida auris es resistente a todos los antimicóticos comercializados. Los expertos llevan años advirtiendo del riesgo asociado al desarrollo de cepas bacterianas resistentes a prácticamente todos los antibióticos disponibles. Sin embargo, no se ha prestado demasiada atención frente a la aparición de hongos resistentes.

Matthew Fischer, profesor de epidemiología del Imperial College de Londres ha publicado un trabajo dando cuenta del riesgo para la salud global de la aparición de hongos multirresistentes frente a los medicamentos antimicóticos.

A pesar de las continuas exhortaciones para controlar el uso de antimicrobianos (reunión de Naciones Unidas, 2016), su empleo sigue fuera de control, tanto en medicina humana como veterinaria, y agricultura.

El ámbito científico se suele referir a los gérmenes multirresistentes como superbacterias (superbugs). Sin embargo, el término no es adecuado. Estos microorganismos solo son letales, por ahora, para personas con compromiso inmunológico u otras condiciones debilitantes: neonatos, ancianos, diabéticos mal controlados, o personas bajo tratamiento inmunosupresor. Pero estas personas son solo la primera línea del frente; las demás, hoy relativamente indemnes, terminarán por sucumbir a estos leviatanes, de no actuar con diligencia.

Un estudio prospectivo auspiciado por el gobierno británico prevé que, de continuar la política antibiótica actual, y si no aparecen novedades químicas importantes, más de 10 millones de personas podrían fallecer a mitad de siglo (2050) debido a infecciones.

En Estados Unidos alrededor de dos millones de personas contraen infecciones resistentes a la mayoría de los antibióticos disponibles, de las que, según estimaciones fiables, fallecen aproximadamente 23.000. Estos datos corresponden al año 2010; las cifras actuales son mucho más elevadas, alrededor de 162.000 muertes por infecciones causadas por gérmenes contra los que todos los antibióticos y antimicóticos disponibles se han mostrado fútiles.

Aunque de modo muy aproximado, la mortalidad global por infecciones refractarias a cualquier tratamiento supera las 700.000 personas.

El problema de las resistencias a los antibióticos y antimicóticos se debe principalmente al uso veterinario (antibióticos) y al empleo en cultivos (fungicidas y fungistáticos). La consecuencia es la pérdida de eficacia de estos fármacos en terapéutica humana.

Otro problema, ocultado con creciente frecuencia, es la poca transparencia informativa, evitando dar cuenta de los brotes infecciosos por bacterias multirresistentes. Muchos hospitales no comunican estos brotes por el perjuicio que podría generar para su prestigio y las consecuencias económicas derivadas de ello.

Candida auris es una de las docenas de bacterias y hongos peligrosos que han desarrollado resistencia. De momento, el conocimiento de este peligro se ciñe al ámbito científico.

Otras especies del género Candida no se han tornado resistentes, o lo han hecho de manera limitada. En este sentido, Candida aurises una excepción, habiendo evolucionado a cepas muy resistentes a los antimicóticos convencionales.

En la actualidad, la mortalidad por infecciones causadas por Candida auris supera el 50% de los infectados durante los tres meses siguientes a la infección.

A finales del año 2015, el Royal Brompton Hospitallondinense solicitó colaboración al Imperial College, también en Londres, para tratar de erradicar la contaminación de Candida auris en sus instalaciones.

Se planteó rociar en forma de aerosol con agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) una habitación que había sido ocupada por un paciente infectado con Candida auris. Esta técnica de desinfección, inusualmente drástica, se prolongó durante una semana. Se dejó una placa de sedimentación en el centro de la habitación con un gel donde pudiesen crecer los gérmenes supervivientes.

La desinfección funcionó para todos los gérmenes, excepto ¡Candida auris!

Royal Brompton Hospital es un centro especializado en enfermedades de pulmón y corazón que atrae a pacientes adinerados de Medio Oriente, Asia y Europa. Al objeto de no ver perjudicada su reputación, el hospital no publicitó el problema, solicitando ayuda muy discreta al gobierno británico.

Esta falta de información pública es un oxímoron: se procura no alarmar a la vez que se busca proteger los intereses, a veces espurios, de hospitales de renombre.

En junio del año 2016, un artículo científico informó de un brote de 50 casos de Candida auris en el Royal Brompton Hospital. Se tomó una decisión drástica, clausurándose su Unidad de Cuidados Intensivos durante 11 días, trasladando a sus pacientes, todo ello sin hacer público el problema.

Finalmente, el asunto salió en prensa divulgativa (The Daily Telegraph), haciéndolo del peor modo posible, mediante un titular Intensive care unit closed after new deadly superbug emerge in the UK.

Un brote más grave se produjo en el complejo hospitalario La Fe de Valencia (España). Candida auris colonizó a 372 personas de las que 85 desarrollaron septicemias con una mortalidad del 41% en los 30 días siguientes. Esta información se publicó en la revista Mycoses. Los responsables del hospital trataron de minimizar el problema dudando que la septicemia fuese la causa definitiva de los decesos, dado que se trataba de enfermos con patologías muy graves asociadas per se con un elevado riesgo de mortalidad.

¿Cómo es posible que un asunto tan trascendente solo se conozca varios años después de que suceda? La protección de los pacientes no debe vincularse con la ignorancia de los riesgos, sino de la asunción de responsabilidades compartidas.

El Center for Disease Control and Prevention (CDC) norteamericano, con sede en AtlantaGeorgia, abrió un correo electrónico para responder a las consultas sobre este germen (candidaauris@cdc.gov)

Hasta ahora se han comunicado 587 casos en Estados Unidos (abril 2019), distribuidos del siguiente modo: 309 en New York, 104 en New Yersey y 144 en el Illinois.

La sintomatología inicial de la infección por Candida auris es inespecífica: fiebre, artralgias y mialgias, y fatiga). El cuadro clínico evoluciona rápidamente, con elevada mortandad.

El primer caso notificado en Estados Unidos fue una mujer de 61 años procedente de los Emiratos Árabes Unidos que buscó asistencia hospitalaria en New York el 6 de mayo de 2013 debido a insuficiencia respiratoria. Falleció al cabo de una semana tras dar positivo frente a Candida auris.

Con todo, el caso de la paciente atendida en New York no fue el primero tratado en Estados Unidos. Otro anterior fue el de una mujer de 56 años que se desplazó a India en marzo de 2017 para someterse a una cirugía electiva de tipo abdominal. Tras infectarse con Candida auris se le trasladó en avión medicalizadoa un hospital del estado norteamericano de Conneticut. Más adelante se le trasladó a un hospital de Texas donde murió.

La habilidad del hongo para crecer en dispositivos médicos es impresionante. Así, la mitad de los residentes en centros de ancianos en Chicago, la tercera ciudad más poblada de Estados Unidos, dieron positivo para Candida auris. El problema aumenta dado que muchos trabajadores sanitarios de estos geriátricos son reacios a manipular a personas infectadas con este hongo., aun cuando no hayan manifestado síntomas.

El hongo Candida auris se aisló por primera vez en el oído de una mujer japonesa en el año 2009 (auris es el término latino para oído). Entonces no se le dio excesiva importancia, considerándose una infección banal causada por un germen infrecuente.

Tres años más tarde (2012) se detectó en el laboratorio de Jacques Meis, microbiólogo de Nijmegen, Holanda, mientras analizaba muestras de sangre de 18 pacientes de hospitales indios.

Inesperadamente surgían nuevos casos en distintas partes del mundo.

El Center for Disease Control and Prevention (CDC) creyó en un principio que la infección comenzó en Asia, desde donde se expandió por todo el mundo. Sin embargo, tras estudios genómicos de distintas cepas aisladas en lugares tan diversos como India y Paquistán, Venezuela y Japón, se constataron dos hechos diferentes: las cepas no tenían un único origen; y no se trataba de una sola estirpeauris. De hecho, había cuatro variantes genéticas del hongo que habían divergido de un tronco común hace (¿?) miles de años y en lugares alejados geográficamente.

Existe una opinión generalizada según la cual la aparición de hongos resistentes a los fármacos antimicóticos se debe al uso masivo y descontrolado de fungicidas en los cultivos. Un caso conocido fue el de un hombre de 63 años que falleció en Holanda en el año 2005 tras infectarse con una especie de Aspergillus. El hongo se mostró resistente al fármaco Itraconazol. Hay que incidir en que este medicamento es muy similar, desde un punto de vista químico, a los derivados azólicos que suponen casi un tercio de todas las ventas mundiales de fungicidas.

Una publicación científica del año 2013 incidía en que no parece casual que las cepas resistentes del hongo Aspergillus surgiesen en lugares con un uso masivo de fungicidas con estructura de azoles, como son los cultivos florales holandeses, muchos de ellos adornando los jardines de los centros sanitarios.

Los fungicidas con estructura azólica ejercen una presión de selección para el desarrollo de hongos resistentes, a semejanza de lo que ocurre con el uso masivo de antibióticos en veterinaria.

La creencia actual es que Candida auris se aprovechó del nicho ecológico dejado por el uso masivo de fungicidas que destruyó otras especies de hongos más vulnerables. En este escenario, Candida auris, más resistente a los fungicidas, creció sin competencia, diversificándose y extendiéndose.

El verdadero problema es cómo enfrentar la infección por este hongo multirresistente y potencialmente peligroso, sobre todo en personas debilitadas o con compromiso inmunológico.

Zaragoza, 13 de abril de 2019

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Farmacia Las Fuentes

Florentino Ballesteros, 11-13

50002 Zaragoza

Ralph Metzner y el LSD. Años de drogas y espiritualidad.

publicado a la‎(s)‎ 12 abr. 2019 10:39 por Lopeztricas Jose-Manuel

RALPH METZNER Y EL LSD

AQUELLOS MARAVILLOSOS AÑOS DE DROGAS, Y ESPIRITUALIDAD

 

Fotografía fechada alrededor del año 1964: Ralph Metzner (izquierda), junto a Nena Schlebrugge y Timothy Leary.

 

Ralph Metzner adquirió notoriedad por sus controvertidos estudios sobre el LSD realizados en la universidad de Harvard, junto Timothy Leary, de quien todos recuerdan su viejo eslogan psicodélico turn on, turn in, drop out (traducible como: conecta, sintoniza, abandona).

Ralph Metzner dedicó su vida a explorar y escribir acerca de lo que denominaba expansión de la conciencia gracias al consumo de las drogas entonces denominadas psicodélicas (técnicamente: alucinógenos).

Ralph Metzner ha fallecido en abril de 2019 por las complicaciones de una fibrosis pulmonar idiopática.

Ralph Metzner obtuvo un doctorado en la universidad de Harvard en el año 1962.En su condición de estudiante, comenzó a trabajar con Timothy LearyRichard Alpert, ambos profesores de psicología clínica, quienes habían comenzado a explorar los usos terapéuticos del LSD, la psilocibina y otras sustancias alucinógenas. Todas sus experiencias se plasmaron en un texto nuclear del movimiento psicodélico, The Psychedelic Experience: A Manual Based on the Tibetan Book of the Dead (1964) [la experiencia psicodélica: un manual basado en el libro tibetano de los muertos].

Timothy Leary y Richard Alpert fueron expulsados de la universidad de Harvard en el año 1963 debido a que, según se dijo, habían experimentado con alucinógenos entre sus alumnos.

Timothy Leary se convirtió en una figura conocida en el ambiente contracultural de la época por su bizarra transformación personal.

Sin embargo Ralph Metzner siguió con su actividad docente, escribiendo varios libros: Maps of Consciousness (1971), The Unfolding Self: Varieties of Transformative Experience (1986); y The Expansion of Consciousness (2008). Las drogas alucinógenas fueron para Ralph Metzner un instrumentopara estudiar la conciencia humana. Al menos así se manifestó en el año 2015 durante una entrevista para un programa de la cadena New Mexico PBS.

Entre los intereses de Ralph Metzner se hallaban algunos medicamentos demonizados, tales como MDMA (conocido en el argot como éxtasis). En su opinión, este fármaco podría ser útil para tratar el trastorno de estrés postraumático e incluso usarse en cuidados paliativos durante las enfermedades terminales.

Ralph Metzner, como otros científicos de su generación, fue un verdadero outsider, llevando a cabo su investigación durante décadas a contracorriente del establishment científico (A Biography of Psychedelic America, 2016, escrito por Jesse Jarnow).

El área de interés de Ralph Metzner durante toda su vida fue lo que él llamó la expansión de la conciencia, algo que atrae a la vez que asusta al pensamiento racional y positivista. De hecho, nuestra conciencia se desactiva cada vez que dormimos, reactivándose al despertar. Algunas sustancias (sedantes, hipnóticos, anestésicos, alucinógenos) hacen posible modificar, incluso anular temporalmente el estado consciente. Sin embargo, nadie conoce qué es la conciencia ni cuál es (si existe) su soporte anatómico y fisiológico. El lenguaje se torna críptico porque verdaderamente no sabemos de qué hablamos. En cierta forma sucede con la conciencia y con la mente lo que antaño acaeció con la genética; cuando no se sabía qué era un gen ni cuál era su soporte químico, el lenguaje era complejo tratando de suplir semánticamente las lagunas de conocimiento.

Ralph Humphrey Guenter Metzner había nacido el 18 de mayo de 1936 en Berlín, Alemania. Su padre, Wolfgang, poseía una editorial, y su madre, Jessie (Lauri, de soltera), de origen escocés, había trabajado por la Sociedad de Naciones. Terminada la Segunda Guerra Mundial Ralph Metzner, continuó su formación entre Escocia, Alemania y el Queen’s College de Oxford, Reino Unido. Tras licenciarse en Oxford, viajó en 1958 a la universidad estadounidense de Harvard para continuar sus estudios.

Trabajando con el grupo de Timothy LearyRalph Metzner llevó a cabo experimentos tales como administrar psilocibina, una droga alucinógena, a internos de una prisión de máxima seguridad para tratar de reducir la conflictividad y el grado de reincidencia. Sin embargo, estos estudios no se llevaron a cabo de manera estandarizada por lo que los resultados no se tomaron en cuenta por la comunidad científica. Durante sus experimentos, los propios investigadores, Timothy Leary y Ralph Metzner, tomaban las drogas alucinógenas junto con los reclusos, circunstancia inaudita en el ámbito médico.

T. Leary y R. Metzner colaboraron estrechamente con Richard Alpert en el libro icónico del movimiento psicodélico de la década de 1960: The Psychedelic Experience: A Manual Based on the Tibetan Book of the Dead.

Ralph Metzner se convirtió en psicoterapeuta en Bay Area (California) en 1975, integrándose en lo que entonces era el California Institute of Asian Studies, en la actualidad California Institute of Integral Studies. Allí ejerció la docencia durante 31 años, en su condición de decano entre 1977 y 1989; y ya como profesor emérito a partir del año 2006.

En la reedición de uno de sus libros (1997) el Dr. Metzner explicó que «las experiencias transformadoras podrían tener efecto más allá del individuo». Y añadía: «creo que esta transformación positiva en grupos, organizaciones, sociedades, y todo el planeta está en función directa del número de individuos concienciados que intenten evolucionar por sí mismos. Parece natural para los individuos, tras haberse liberado, en algún grado, de su propia mente querer compartir sus hallazgos y aprendizaje con otros, aplicándolos a las relaciones sociales, económicas y políticas».

[I believe that positive transformation in groups, organizations, societies, and on the whole planet is a direct function of the number of individuals who are consciously attempting to evolve and transform themselves. It appears natural for individuals, after having liberated their own minds to some degree, to want to share their insights and learnings with others and to apply them in social, economic, and political relationships].

Ralph Metzner mostró un creciente interés por la armonización de las relaciones entre la humanidad y la tierra.

En un libro escrito en 1999 (Green Psychology: Transforming Our Relationship to the Earth) describió su participación en una ceremonia con un pueblo indígena del sur de México. Junto con los indígenas tomó balché, una bebida levemente tóxica, describiendo su experiencia con las siguientes palabras: I also felt affection emanating from them toward me and toward each other. Those not participating in the ceremony were also included in this empathetic web, as were the creatures and plants of the forest all around us — indeed, the whole world of sky and earth, rain and sunlight, wind and rocks, and trees…

(Un afecto emanaba desde ellos hacia mí, y hacia cada objeto. Los que no participaban en la ceremonia también se involucraban en esta red de empatía, en la que las criaturas y las plantas de los bosques que nos rodeaban – incluso el mundo entero, el cielo y la tierra, la lluvia y el sol, el viento y las rocas, y los árboles…)

Zaragoza a 12 de abril de 2019

 

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Farmacia Las Fuentes

Florentino Ballesteros, 11-13

50002 Zaragoza

Mindfulness, su origen

publicado a la‎(s)‎ 9 abr. 2019 10:34 por Lopeztricas Jose-Manuel

MINDFULNESS: SU ORIGEN

El mindfulness es una técnica de relajación aparentemente novedosa. Para hallar sus raíces hay que remontarse al año 1955, cuando Satya Narayan Goenka, un industrial birmano buscó a través de la meditación alivio para sus migrañas.

En aquellos años, en Birmania (actualmente Myanmar - transliteración de Birmania al idioma local- tras el golpe de estado militar de Saw Maug, de septiembre de 1988) solo meditaban los monjes budistas. La mayoría de la población tenía prioridades más urgentes; por ejemplo, sobrevivir. Satya Narayan Goenka era un hombre de éxito, por lo que pudo emplear tiempo y dinero en prácticas de medicación, bajo las directrices del maestro Sayagvi-U Ba Khin. No sabemos si mejoraron sus migrañas, pero sí que su vida cambió radicalmente. En 1969, tras catorce años de aprendizaje, el Sr. Goenka dejó sus negocios, trasladándose a la India. Allí comenzó a enseñar un tipo de meditación denominado vipassana, algo así como «meditación de perspicacia».

Sin embargo, lejos de integrarse en la elitista casta de los monjes hindúes, se dedicó a enseñar prácticas de meditación a laicos sin restricciones de género o casta, una actitud transgresora en estas sociedades enormemente clasistas.

Su llegada a India durante los años 60 [del siglo pasado] coincidió con un creciente interés entre los jóvenes occidentales (sobre todo británicos y norteamericanos) por la espiritualidad oriental. El idioma (inglés) facilitó la interacción, de tal suerte que muchos entonces jóvenes contestatarios en Occidente, se formaron como maestros en técnicas de meditación, con la ayuda de drogas alucinógenas y un notable respaldo financiero por parte de sus familias capitalistas.

A comienzos de la década de 1970, Goenka era uno de los maestros de meditación más conocidos en Occidente, del que se hablaba en libros que crearon escuela, como Emotional Intelligence (1995) de Daniel Goleman.

Goenka falleció el 29 de septiembre de 2013, a los 89 años. Para entonces había establecido una red mundial de más de 100 centros de «meditación plena».

Las enseñanzas de Goenka derivan de textos budistas, pero les dio un enfoque muy pragmático alejado de toda religiosidad, más adaptado a la mentalidad occidental. Así lo describió en el año 2000 durante la celebración de la Millenium World Peace Summit, realizada bajo el auspicio de la Organización de Naciones Unidas.

«En lugar de convertir a las personas de una religión organizada a otra, igualmente estructurada, deberíamos convertir la miseria en felicidad, la esclavitud en liberación, la crueldad en compasión»(Rather than converting people from one organized religion to another organized religion; we should try to convert people from misery to happiness, from bondage to liberation, and from cruelty to compassion).

Satya Narayan Goenka nació en Mandalay, Birmania (hoy día, Myanmar) el 30 de enero de 1924, en una familia de ascendencia india.

Cuando los japoneses invadieron Birmania en 1942, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, la familia huyó a India, entonces todavía parte del Imperio Británico. Terminada la guerra, la familia regresó a Birmania, donde se hizo empresario de exportación, textiles y agricultura. Llegó a ser presidente de la Cámara de Comercio en Rangún (entonces capital del país, hoy Yangón, capital administrativa, pero no política que, desde el año 2006 es Naypyidaw).

En la cima del éxito económico, dio un giro radical a su vida. Se adscribió al budismo, si bien nunca llegó a ser ordenado monje. Durante casi una década, compatibilizó la administración de sus empresas con su inmersión en la meditación, siempre bajo la supervisión de su maestro  U-Ba Khin.

En uno de sus retiros, en Bodh Gaya, donde según se dice Buda halló la revelación, formó a personajes célebres del movimiento contracultural norteamericano, entre ellos a Dam Rass (el nombre de converso de Timothy Leary, uno de los personajes más simbólicos de la psicodelia; así como a Krishna DasJoseph GoldsteinMirabai Bush y Daniel Goleman quienes, desde entonces, han hallado en su mística experiencia un rentable modo de vida.

Goenka estableció su primer centro de meditación en el año 1976. El éxito de sus enseñanzas en un entorno culturalmente favorable lo convirtió en una franquicia de la meditación agnóstica, aun cuando su origen se entroncaba en la tradición budista. A partir de 1982, diversos maestros fueron abriendo centros de «meditación plena» por todo el mundo. Sin embargo, ejerció hasta donde le fue posible un férreo control para que no desvirtuase la esencia de su doctrina.

Desarrolla tu propia pureza si deseas animar a que otros sigan el camino Descubrir la paz y la armonía en uno mismo; y, de modo natural, ésta fluirá en beneficio de otros(Develop purity in yourself if you wish to encourage others to follow the path Discover real peace and harmony within yourself, and naturally this will overflow to benefit others).

Zaragoza, a 9 de abril de 2019

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Farmacia Las Fuentes

Florentino Ballesteros, 11-13

50002 Zaragoza

Nicholas Sand y el LSD, el viaje interminable

publicado a la‎(s)‎ 6 abr. 2019 10:24 por Lopeztricas Jose-Manuel   [ actualizado el 6 abr. 2019 10:33 ]

NICHOLAS SAND Y EL LSD.

EL «VIAJE» INTERMINABLE

1964: Nicholas Sand, hijo de un espía a sueldo de la Unión Soviética, comenzó a probar sustancias alucinógenas cuando era estudiante del Brooklyn College. Se inició con mescalina, una sustancia extraída del peyote, una planta muy rara que crece en los desiertos del norte de México. También comenzó a tomar LSD, en aquellos años una sustancia legal en Estados Unidos.

Durante el «viaje» con LSD (no en vano la sustancia se conoce como trip en el argot, entre otros nombres) sintió la llamada para que se convirtiera en fabricante de LSD en Estados Unidos. Dicho y hecho. Bajo las directrices de Owsley Stanley, el más famoso químico de LSD de Estados Unidos, Nicholas Sand llegó a ser el fabricante del LSD de mayor pureza en Estados Unidos. Su versión de LSD más célebre fue Orange Sunshine (por el color naranja amarillento de las píldoras).Orange Sunshine fue una sustancia icónica durante los últimos años de la década de 1960. A este fin, es muy interesante la visión del vídeo The Sunshine Makers(2015).

Martin A. Lee y Bruce Shalain escribieron en Acid-Dreams: The Complete Social History of LSD (1992) que las píldoras anaranjadas adquirieron un estatus casi mítico en el ambiente contracultural de la época. Eran los tiempos de la Brootherhood of Eternal Love (Hermandad de amor eterno), la comuna californiana de Laguna Beach, que propugnaba el amor eterno (y libre) mediante el consumo desaforado de drogas; los ashrams indios (equivalente a nuestros monasterios en la tradición hinduista), y los paraísos de hachís de Afganistán (cuando el país era todavía una pobre pero pacífica monarquía). Nicholas Sand pretendió incluso desincentivar a los soldados norteamericanos que luchaban en las junglas de Vietnam mediante el consumo (obviamente prohibido) de Orange Sunshine.

El sueño de Nicholas Sand de conseguir un mundo de paz y amor a través del LSD no funcionó. Comenzó a ser investigado por evasión de impuestos. Huyó a Canadá, donde vivió durante dos décadas. Arrestado finalmente por las autoridades canadienses, fue extraditado a Estados Unidos donde permaneció seis años en presidio.

Nicholas Francis Hiskey nació en BrooklynNew York el 10 de mayo de 1941, falleciendo en Lagunitas, California, el 24 de abril de 2016. Su padre, químico de profesión, comunista por convicción, fue reclutado por el servicio secreto soviético mientras trabajaba en el Proyecto Manhattan, del que fue expulsado tras saberse de sus reuniones con ciudadanos rusos.

Tras el divorcio de sus padres, su madre recuperó el apellido de soltera (Sand) y se lo otorgó a su hijo.

Nicholas Sand (habiendo perdido el apellido Hiskey de su padre) se graduó en la Erasmus Hall High School en el año 1959, casándose con Maxine Solomon, una amiga de la infancia.

La joven pareja, ambos de origen judío, se trasladó a Israel integrándose durante un año en un kibutz. Terminada su experiencia regresaron a New York, donde se licenció en Sociología y Antropología en el Brooklyn College en 1966.

Tras su experiencia iniciática con la mescalina en 1962, Nicholas Sand creó una empresa para fabricar perfumes (Bell Parfum Laboratories). En realidad, era una tapadera para su verdadera actividad, la síntesis de DMT (dimetiltriptamina), una sustancia con propiedades alucinógenas pero más fácil de obtener que el LSD.

En 1965 Nicholas Sand se integró en una comuna psicodélica que terminó convirtiéndose, muy al estilo estadounidense, en la Original Kleptonian Neo-American Church. Los« sacerdotes» de esta iglesia administraban drogas psicodélicas en forma de hostiasNicholas Sand se convirtió en el alquimista de esta nueva religión, así como de la League for Spiritual Discovery, cuyo acrónimo es LSD.

Eran días de gloria (y éxtasis). En 1967, Owsley Stanley, el principal químico del LSD de Estados Unidos, sugirió trasladar su actividad a California. En un pequeño, pero bien equipado laboratorio en Windsor, al norte de San Francisco, y ayudados por otro químico, Tim Scully, prepararon millones de dosis de Orange Sunshine. Su utopía era desencadenar una revolución psicodélica. Esta era la estrategia. La táctica consistía en elaborar 750 millones de dosis de Orange Sunshine.

Las autoridades federales comenzaron a tomar en serio a esta gente. A finales de 1971, Nicholas Sand comenzó a ser vigilado por la Agencia antinarcóticos (DEA, Drug Enforcement Administration). Muy pronto el amor eterno se transformó en sospecha permanente. Algunos de sus más cercanos colaboradores se posicionaron contra Nicholas Sand y Tim Scully, y comenzaron las delaciones, unas ciertas, otras como estratagemas exculpatorias.

Ambos hombres fueron finalmente condenados por múltiples cargos. El juez Samuel Conti, conocido como Hanging Sam (algo así como el «ahorcador Sam») declaró lamentar que la pena de muerte no estuviese vigente en California.

En la sentencia en que se les condenaba a 15 años de reclusión, se afirmaba que estos dos hombres habían contribuido a la degradación de la humanidad y la sociedad (“contributed to the degradation of mankind and society”). La sentencia fue apelada a un tribunal de rango superior, obteniendo pronto la libertad condicionada al recurso presentado. Sin embargo, durante su estancia en la penitenciaria de McNeil Island, ambos hombres continuaron realizando sesiones con LSD entre los reclusos (LSD fue un medicamento legal hasta 1971).

Ante la previsible reafirmación de su condena, Nicholas Sand huyó de nuevo a Canadá con el nombre falso de Theodore Edward-Parody-III (hipocorísticamente Ted Parody).

Lejos de cambiar de vida, Nicholas Sand (ahora Ted Parody) se instaló en Lumby, en la Columbia Británica, donde inició el cultivo de hongos productores de psilocibina, uniéndose con un gurú indio, Shree Rajneesh. Aprendió a cultivar vegetales hidropónicos, creando un laboratorio para continuar la producción de LSD, en una comunidad denominada Rajneeshee Rajneeshpuram, cerca de Antelope, Oregón, Estados Unidos, a donde, como buen fugitivo, había regresado, eso sí, bajo un nombre falso.

La comuna se disolvió en 1985, regresando a Canadá. Allí, cerca de Vancouver creó un laboratorio para continuar la producción a gran escala de LSD y otras sustancias psicodélicas. Todo terminó con una redada de la policía montada de Canadá. Así descubrieron que la persona que ahora se ocultaba tras un nuevo nombre, David Roy Shepard, era Nicholas Sand, fugitivo de la justicia estadounidense.

Durante su estancia en Canadá había fabricado suficiente cantidad de LSD para dosificar a toda la población canadiense. Fue extraditado a Estados Unidos, donde el juez que lo había condenado, ya jubilado, fue autorizado a juzgarlo de nuevo, añadiendo cinco años a su condena inicial, de quince, que, recordemos, había sido recurrida, permitiéndole la libertad condicional y la subsiguiente huida a Canadá.

Tampoco en esta ocasión cumplió su condena. Fue liberado y trasladado a un centro de rehabilitación en 2001, logrando su libertad condicional en 2005.

En The Entheogen Review (2001), Nicholas Sand escribió que soñaba con un futuro en que la policía fuese reemplazada por «guías, amigos, colaboradores y amantes» (guides, friends, helpers and lovers), en el que la raza humana debería elevarse «a un nuevo nivel de conciencia a través de las drogas psicodélicas» (a new level of consciousness through psychedelic drugs).


Desde un punto de vista químico, el LSD es la dietilamida del ácido lisérgico(en alemán: lysergsäurediethylamid). Deriva del ergot, denominación del esclerocio del hongo Claviceps purpurea que infesta en las espigas del centeno (Secale cereale).

Hoy día los alcaloides del ergot se obtienen mediante la infestación deliberada de centeno de floración tardía.

Los ergots salvajes (no cultivados) del norte de Europa son pobres en contenido de alcaloides, siendo los mejores los de la península ibérica, por sus condiciones climáticas y edafológicas.

Desde tiempos medievales el uso de harinas de centeno (pan de centeno) contaminado por los esclerocios del hongo han causado verdaderas «epidemias», técnicamente ergotismo, conocidas también como «fuego sagrado» o «fuego de San Antonio». El ergotismo se manifestaba al principio por problemas digestivos seguidos por un dolor quemante en las piernas (de ahí la denominación popular de «fuego de San Antonio»), debido a vasoconstricción que muchas veces derivaba en gangrena. Otra variante de ergotismo consistía en convulsiones, espasmos dolorosos y alteraciones psíquicas (en función de la mayor o menor presencia, siempre residual, de amidas del ácido lisérgico). [La famosa intoxicación de Pont-Saint-Esprit, Francia, en 1951, atribuida inicialmente a la presencia del hongo en la harina consumida, se debió en realidad a la presencia del mercurio, usado en la conservación de los cereales].

Desde el siglo XVI aproximadamente se ha venido utilizando el ergot como abortivo debido a que desencadena contracciones de las fibras musculares lisas [entre ellas las del útero]. Por esta misma razón, los alcaloides del ergot tienen acción vasoconstrictora al dar lugar a la contracción de la musculatura lisa de las arteriolas de resistencia, razón en que se fundamenta su empleo (muy en desuso) en las crisis de migraña.

A partir de los alcaloides del ergot se puede obtener, mediante hidrólisis el ácido D-lisérgico. Como tal es inactivo. Sin embargo, las amidas del ácido lisérgico, a dosis mínimas, son alucinógenas. De éstas, la más activa es el LSD (dietilamida del ácido lisérgico).


El descubrimiento inesperado de la potente acción alucinógena del LSD se produjo en 1943, un lustro después de de su síntesis a partir del ácido lisérgico por Albert Hoffmann en 1938. Sandoz comercializó el LSD con el nombre de Delysid® con dos indicaciones: (1) la relajación psíquica en la psicoterapia analítica, sobre todo en las neurosis de angustia y obsesivas; y(2) la facilitación del manejo médico de las psicosis experimentales.

El nombre registrado Delysid®, según algunos evocaba el epíteto francés dèlice (delicia); según otros referencia a Alice, asociado a Lewis Caroll y su mundo onírico.


Tal vez una de las descripciones más objetivas de los efectos del LSD fueron las publicadas por el psiquiatra Sidney Cohen. Resumidos, son los siguientes:

         Alteración de la percepción: ilusiones y alucinaciones, especialmente visuales.

         Afectación cognoscitiva: ideaciones delirantes y desorganizadas, imposibilidad del razonamiento abstracto.

         Modificaciones conductuales: ansiedad, depresión (o lo contrario, euforia), comportamientos disfóricos (risas o llantos incontrolables).

         Efectos somáticos: temblor, ataxia (pérdida de la coordinación motora)

         Perturbación del estado de conciencia con distorsión de la realidad.

El uso terapéutico del LSD se dirigió a los trastornos de la pesonalidad, una descripción muy imprecisa en donde se encuadraban desde las neurosis al alcoholismo. Según algunos autores (Buckman J. Theoretical Aspects of LSD Therapy. The Use of LSD in Psycotherapy and Alcoholism, 1967) con LSD se mantiene la conciencia, se vencen las resistencias, aumenta la introspección y se intensifican las transferencias.

Sin embargo, existe consenso entre los psiquiatras acerca de la contraindicación en los cuadros de histeria y psicosis (aun cuando el LSD se utilizó en pacientes esquizofrénicos).

El empleo de los alucinógenos para combatir el alcoholismo se enmarca en el grave abuso del alcohol entre los nativos indios americanos . Esta crisis de alcoholismo fue un acicate para la creación de la Native American Church, un culto sincrético desarrollado a partir del siglo XIX en el que se usaba el peyote, un hongo desértico propio de los tarahumara y los huicholes del norte de México para ayudar en la deshabituación alcohólica.

Muchos psiquiatras distinguían entre la terapia psicolítica (adscrita a la escuela europea, con fuerte implantación psicoanalítica y gestálica) y la terapia psicodélica (de la escuela norteamericana).

Aunque limitadas, en España también se llevaron a cabo experiencias con sustancias alucinógenas en el ámbito médico. En Barcelona, durante la décadas de 1950 y 1960, los doctores Gonzáles Monclús, Martí Tusquets y Ruiz Ogara trataron a pacientes psiquiátricos con psilocibina, y estudiaron la creatividad de artistas que recibían dosis de LSD.

En Granada el grupo de los psiquiatras Rojas, Rojo y Seva, trataron durante la década de 1960 a más de cien pacientes obsesivos (hoy diríamos con Trastorno Obsesivo Compulsivo) con dosis bajas de LSD. Los resultados se referenciaron como «positivos», proponiendo el término de psicoanábasis para su nueva terapia. [El término anábasis hace referencia al libro del mismo nombre de Jenofonte, que trata del viaje de introspección].

Todas estas experiencias se vieron truncadas a mediados de la década de 1960 cuando se produjo un cambio radical en la consideración legal de estas sustancias alucinógenas. Tuvo mucho que ver el uso del LSD en los ambientes contraculturales de la época, así como la utilización por oportunistas gurús en diversas partes del mundo occidental que desvirtuaron su correcta utilización. Enseguida se comenzó a relacionarse el abuso de LSD con un incremento de la criminalidad. En un artículo de la revista médica Archives of General Psychiatry (1963) se escribía lo siguiente: …algunos investigadores de alucinógenos se habían preocupado de autoadministrarse droga ellos mismos; y algunos se habían enamorado de modo narcisista de su estado alucinatorio místico, calificándose a sí mimos como investigadores (Referencia bibliográfica: Grinker R. Lysergic acid diethylamide. Archives of General Psychiatry 1963; 8: 425).

El laboratorio fabricante de Delysid® (Sandoz) cesa su producción en 1966, entregando su stock (22 gramos) a la Food and Drug Administration norteamericana. [22 gramos puede parecer una cantidad exigua, pero es suficiente para la preparación de miles de dosis]. De hecho, el ejército de Estados Unidos continuó realizando experimentos secretos con estas dosis durante bastantes años.

A partir de 1970 (Convenión de Viena sobre sustancias estupefacientes y psicotropas), el LSD adquiere la catalogación de sustancia de elevado potencial adictivo carente de interés médico, dos hechos que farmacológicamente no son ciertos.

La estigmatización del LSD no impide que se continúen realizando algunos experimentos médicos muy restringidos. Uno de estos fue el estudio suizo llevado a cabo por psicoanalistas entre 1988 y 1993 sobre 121 pacientes, algunos con trastornos afectivos y otros con adicciones varias. Este estudio, en el que también se utilizó MDMA (éxtasis) obtuvo resultados favorables (Referencia bibliográfica: Gasser P. Yearbook of Cross-Cultural Medicine and Psychotherapy 1995, VWB, Berlín).

Zaragoza, a 6 de abril de 2019

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Farmacia Las Fuentes

Florentino Ballesteros, 11-13

50002 Zaragoza

Hitos de la farmacología. La heparina.

publicado a la‎(s)‎ 29 mar. 2019 12:21 por Lopeztricas Jose-Manuel

HITOS DE LA FARMACOLOGÍA: HEPARINA


La heparina es una sustancia compleja aislada a partir de los pulmones e intestino de cerdos y vacas.

Su actividad farmacológica consiste en retardar, incluso impedir, la coagulación sanguínea.

La interesante y compleja historia de su descubrimiento se remonta al año 1911, cuando Doyton en Francia descubrió que el extracto acuoso de hígado de perro desgrasado mostraba actividad anticoagulanteDoytondenominó a este extracto acuoso «antitrombina». Había aislado el «anticoagulante natural» que, como más tarde se descubriría, representa la diana farmacológica sobre la que actúa la heparina. Durante los siguientes tres lustros estudió su extracto sin lograr resultados significativos.

Con independencia de estos hallazgos, la verdadera historia de la heparina se inicia en el año 1916 cuando el norteamericano Mac Leanllevó a cabo investigaciones de posibles sustancias que acelerasen la coagulación.

En el año 1922, otro norteamericano, William Howell, a la sazón profesor de fisiología en la universidad John Hopkins, en Baltimore, preparó extractos similares a los que Doyton había elaborado en Francia a comienzos de siglo. Howell denominó a sus extractos heparina, término que perduró.

William Howell estudió sus extractos durante la década de 1920. Descubrió algunos aspectos de su composición química: se trataba de polisacáridos azufrados. Vendió sus primeros extractos, de un grado de pureza muy bajo, apenas el 1% o 2%, a un empresa farmacéutica de Baltimore (Hynson, Westcott and Dunning). Todos los intentos de usarlos durante trasfusiones sanguíneas fracasaron debido a la baja calidad de las preparaciones. Sin embargo, estas investigaciones atrajeron la atención de investigadores en otras partes del mundo, sobre todo Canadá y Suecia.

En el año 1928 se publicaron los primeros resultados con los extractos de Howell (Bull. John Hopkins Hosp., 1928; 42: 199-206). Durante los años siguientes, dos investigadores canadienses, David Scott y Arthur Charles, a la sazón en los Connaught Laboratories, trabajaron con objeto de lograr preparados de suficiente pureza para su empleo clínico. Finalmente, en 1933, concluyeron que la mejor fuente para la obtención del «extracto anticoagulante era el tejido pulmonar vacuno, en lugar del hígado a que referencia el epíteto heparina (J. Biol. Chem., 1933; 102: 437-48).

En 1935, Scott y Charles obtuvieron extractos de suficiente pureza para establecer el primer estándar internacional de heparina sódica.

Otros preparados obtenidos por grupos de investigación europeos (Albert Fischer, en la universidad de Copenhague; Erik Jorpes, Instituto Karolinska de Estocolmo) se ajustaban al estándar establecido en 1935.

Los primeros ensayos clínicos con heparina se realizaron en 1937, tanto en Toronto, Canadá, por Gordon Murray (prevención de trombosis tras injurias graves), como en Estocolmo, Suecia, por Clarenc Crafoord (prevención de trombosis postoperatoria). [Referencias bibliográficas: Surgery 1937; 2: 163-87 – estudio canadiense- Acta Chir Scand 1937; 79: 407-26 – estudio sueco-).

Charles Best (famoso por el descubrimiento de la insulina) comenzó a estudiar el uso de heparina para prevenir la coagulación durante las trasfusiones de sangre, técnica que sería tan útil pocos años después durante la Segunda Guerra Mundial. Así mismo, la heparina se usó para posibilitar la circulación extracorpórea; y con ella, la diálisis (1944), y el desarrollo años más tarde de la técnica de by-pass (circulación extracorpórea).

No obstante, la principal utilidad de la heparina es la prevención del tromboembolismo venoso, una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo desarrollado.

Todavía a finales de la década de 1960, la necesidad de administrar la heparina por vía venosa, bien en Bolus frecuentes (cada 4 horas) o por perfusión continua, condicionaba su empleo.

Un importante avance se produjo a partir de 1967 cuando un equipo de investigación adscrito a los laboratorios Choay, en Francia, desarrolló una preparación de heparina en forma más concentrada que posibilitaba una administración menos frecuente, además de poder administrarse por vía subcutánea en lugar de tener que usar de modo imperativo la ruta venosa.

Así mismo, a partir de 1972. V.V. Kakkar, del King’s College Hospital de Londres demostró que bastaban pequeñas dosis de heparina para disminuir la incidencia de trombosis postoperatoria. Esta práctica se generalizó, pero con la necesidad de 2 o 3 inyecciones diarias, y riesgo de hemorragia, incluso si la dosis se ajustaba de modo adecuado.

La coagulación es un mecanismo fisiológico en el que una débil señal inicial desencadena la síntesis de cantidades muy importantes del enzima coagulante trombina. La señal que activa toda la cascada enzimática de coagulación puede ser una lesión interna (activación de la denominada «vía intrínseca») o una señal externa («vía extrínseca», generalmente el contacto con una superficie con carga negativa neta, tal como el vidrio de un tubo de ensayo). En cualquier caso (vías intrínseca o extrínseca) dan lugar a la transducción de una débil señal inicial en una masiva formación de la enzima trombogénicatrombina.

¿Cómo consigue la heparina retardar la coagulación sanguínea?

La cascada de coagulación tiene sus propios mecanismos de retroalimentación. El moderador de la coagulación es la antitrombina (AT-III). Esta proteína inhibe lentamente la mayor parte de los factores enzimáticos de la coagulación, en especial la trombina (factor IIa) y la fibrina (factor Xa). R.D.Rosenberg, demostró en 1973 que la heparina se une a la AT-III. El complejo [heparinaantitrombina] así formado inhibe los factores de coagulación unas 103veces más rápido que la AT-III libre (no unida a la molécula de heparina).

Así pues, la heparina aumenta la actividad del principal inhibidor de la coagulación, la antitrombina (AT-III). La heparina actúa pues como un activador del inhibidor.

Hasta la década de 1970 las actividades antitrombótica y anticoagulante de la heparina se consideraban indisociables.

La situación cambió a partir de 1976, con el perfeccionamiento de la tecnología de separación de mezclas de macromoléculas en función de su peso molecular.

E.A. Johnson en Reino Unido llevó a cabo los primeros fraccionamientos de la molécula de heparina. Demostró de esta manera que los fragmentos «de bajo peso molecular» tenían una fuerte actividad anti-factor-Xa (factor Stuart-Prower), pero carecían de efecto sobre el factor IIa(trombina).

Por el contrario, la heparina «de elevado peso molecular» (no-fraccionada) conserva las dos actividades (anti-factor-Xa y anti-factor-IIa).

La inhibición del factor IIa (trombina) es responsable de la acción anticoagulante de la heparina, mientras que la acción antitrombóticadepende también de la actividad anti-factor-Xa. De esta manera, seleccionando el fragmento de heparina en base a su peso molecular se podían obtener preparados con actividad específicaanticoagulante o inespecífica (anticoagulante y antitrombótica).

Un equipo de investigación de laboratorios Choay(hoy integrados en la multinacional francesa Sanofi Aventis) logró en 1978 un «nuevo»medicamento preparado a partir de fragmentos de heparina «de bajo peso molecular». Se consiguió una preparación de heparina con elevada actividad anticoagulante y una actividad antitrombótica residual. La relación de actividades anticoagulante vs antitrombótica era de: 4:1.


La heparinas «de bajo peso molecular» (que han terminado por desplazar a las heparinas no-fraccionadas de la praxis médica) se comercializaron a partir de la segunda mitad de la década de 1980 (Eur. Pat. 1981; 40144). Estas heparinas «de bajo peso molecular» consiguen suficiente protección frente a la enfermedad tromboembólica reduciendo el riesgo de hemorragia asociado al efecto anticoagulante. Otras importantes ventajas son una mejor biodisponibilidad siguiendo su inyección subcutánea.

Una inyección subcutánea diaria de heparina «de bajo peso molecular» lograba una protección frente al riesgo de trombosis equiparable al logrado con la administración de dos o tres inyecciones diarias de las heparinas no-fraccionadas.

Choay (entonces perteneciente a Rhône-Poulenc) lanzó al mercado farmacéutico mundial la primera heparina «de bajo peso molecular» en el año 1986. Le siguieron pronto otros laboratorios, con sus propios preparados comerciales.

La investigación ulterior se dirigió a la obtención de fragmentos más pequeños de la heparina, por lo tanto más específicos en su unión a la antitrombina, a la vez que se investigaba en qué fragmento de la molécula de heparina residía su acción farmacológica (unión a la antitrombina).

Tres grupos de investigación, trabajando independientemente (R.D. Rosenberg en Estados Unidos y U. Linhald y L.O. Anderson, en Suecia) observaron que solo una tercera parte de las moléculas de heparina tenían la facultad de asociarse a la antitrombina. Las investigaciones, en las que también participó el Instituto Choay de Francia y el grupo italiano de B. Casu, identificaron la estructura química de la molécula de heparina que se engarza con la antitrombina: se trata de un pentasacárido.

El pentasacárido se sintetizó finalmente en los laboratorios Choay en 1983. Los ensayos realizados confirmaron que, efectivamente, este pentasacárido era la región de la molécula de la heparina que se enlaza con la antitrombina, activándola.

Enseguida se emprendió, dentro del programa Eureka, que asociaba el grupo Sanofi (hoy día Sanofi Aventis, al que también pertenece el Instituto Choay) y el grupo holandés Akzo de los laboratorios Organon, la síntesis de laboratorio de este pentasacárido.

Todavía más: el grupo de R.D. Rosenberg descubrió en 1985 que este pentasacárido tapiza el endotelio vascular evitando así la trombosis espontánea en condiciones fisiológicas.

Resumen cronológico de los hitos más importantes en el descubrimiento de la heparina

         1916: Mac Lean (primeras investigaciones estandarizadas).

         1922: William Howell (primer uso del término heparina).

         1928: David Scott y Arthur Charles (Connaugth Laboratories, Canadá) (purificación de los extractos).

         1935: 1er estándar internacional de heparina sódica (David Scott y Arthur Charles, Canadá; Albert Fischer (Copenhague, Dinamarca); Erik Jorpes (Karolinska Instituten, Estocolmo, Suecia).

         1937: -Gordon Murray (Canadá) y Clarenc Crafoord (Suecia): primeros ensayos en humanos.

         1944: Inicio de la diálisis (la heparina era fundamental para su práctica).

         1972: V. V. Kakkar (King’s College, Londres): primeras heparinas «de bajo peso molecular» (experimentales).

         1973: R.D. Rosenberg (USA) (mecanismo de acción de la heparina. Disociación de las actividades antitrombótica y anticoagulante).

         1978: Grupo Choay (Francia): desarrollo de la primera heparina «de bajo peso molecular».

         1983: Síntesis del pentasacárido (sitio activo de la heparina en su unión a la antitrombina).

         1986: Rhône-Poulenc (hoy integrado en Sanofi Aventis) comercializó la primera heparina de bajo peso molecular (heparina fraccionada).

Las funciones de la heparina van mucho más allá de su ya de por sí trascendente actividad anticoagulante (heparinas fraccionadas) y antitrombótica y anticoagulante (heparina no-fraccionada).

La heparina provoca la liberación de la enzima superóxido-dismutasa para la eliminación de los radicales libres; desencadena la secreción del «factor activador del plasminógeno» (inductor de la disolución de los coágulos sanguíneos); inhibe la secreción de la enzima heparanasa, involucrada en la aparición de metástasis, tal vez mediante la regulación del crecimiento y diferenciación celular durante la angiogénesis.

La heparina no es una sustancia farmacológicamente agostada. Diversos grupo de investigación, en particular los de M.J. Karnovsky y G.L. Nicolson en Estados Unidos, I. Vlodavsky en Israel, y E. de Clercq  en Bélgica, continúan buscando nuevas aplicaciones de esta maravillosa sustancia.

Zaragoza, a 29 de marzo de 2019

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Farmacia Las Fuentes

Florentino Ballesteros, 11-13

50002 Zaragoza

Ernst Boris Chain. El redescubrimiento de la penicilina.

publicado a la‎(s)‎ 28 mar. 2019 10:29 por Lopeztricas Jose-Manuel

ERNST CHAIN Y LA PENICILINA

Los nombres del bioquímico de origen alemán Ernst B. Chain y el patólogo australiano, pero afincado en Reino Unido, Howard W. Florey están inextricablemente asociados a la penicilina, una sustancia que el bacteriólogo británico Alexander Fleming había aislado de un hongo en 1928, relegándola durante más de una década como una «rareza de laboratorio».

Los tres hombres fueron galardonados con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en el año 1945.

Ernst Boris Chain nació en Berlín el 19 de junio del año 1906. Era hijo de un próspero fabricante de productos químicos. Se doctoró en Química en la universidad Friedrich Wilhelm en 1930. Tres años más tarde, tras el nombramiento de Adolf HitlerCancillerErnst Boris Chain decidió emigrar al Reino Unido.

Durante dos años, Ernst B. Chain trabajó en la universidad de Cambridge en el grupo de investigación de Frederick Gowland Hopkins en el área de las vitaminas, y Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1929 ex aequo Chritiaan Eijkman, el primero por su extensa investigación sobre vitaminas y su descubrimiento de la función como «factores de crecimiento», mientras Eijkman por el descubrimiento del «factor antineurítico», hoy día vitamina B1 o tiamina.

Ernst B. Chain reconoció siempre la poderosa y favorable influencia de los años en que trabajó en el equipo de Gowland Hopkins, uno de los investigadores pioneros en el área de las vitaminas.

Howard W. Florey y Ernst B. Chain formaron un grupo de investigación en 1935 para estudiar la penicilina, una sustancia antibiótica ya conocida desde que fue aislada por el bacteriólogo Alexander Fleming en 1928, pero abandonada como una «rareza de laboratorio». Tras el comienzo de la Segunda Guerra Mundial la penicilina se convirtió en una verdadera arma estratégica, dado que podía curar las graves infecciones de los heridos en combate. Sin embargo, las restricciones derivadas de la economía de guerra imposibilitaban la producción a gran escala de tan preciada sustancia. Ello solo fue posible tras el envío clandestino del hongo productor de la sustancia a Estados Unidos en las mangas de las americanas de los investigadores, contaminadas deliberadamente, en un largo viaje con escalas en Gran Canaria y Lisboa. Eran tiempos de guerra.

Concluido el conflicto mundial, Ernst B. Chain trató de persuadir al gobierno británico para que ampliara las instalaciones de Oxford. No lo consiguió. Decepcionado, se trasladó a Roma organizando un departamento de bioquímica y microbiología en el Instituto Italiano de Salud Pública. Allí continuó investigando con el fin de hallar bacterias productoras de antibióticos que ampliasen el campo de aplicación de la penicilina original y solventasen el problema derivado del surgimiento de cepas resistentes.

En el año 1963, Ernst Chain regresó al Reino Unido para dirigir los laboratorios Wolfson.

Fue presidente de la Organización Mundial de la Salud a finales de la década de 1940 y primeros años de la década siguiente. Viajó a Checoslovaquia para supervisar las plantas de producción de penicilina. Durante su estancia en el país se produjo el golpe de estado comunista de 1948. Lejos de abandonar el país, continuó realizando su trabajo, concluyéndolo con éxito.

Su renuencia a abandonar Checoslovaquia durante el golpe de estado de los comunistas determinó que se le prohibiese viajar más tarde a Estados Unidos. No olvidemos que era la época de la paranoia anticomunista del senador Joseph McCarthy.

De Ernst Boris Chain es poco conocida su historia frustrada como pianista. En su caso, la ciencia fue la alternativa a su carrera como pianista profesional. Para la Humanidad fue una suerte.

Zaragoza, a 28 de marzo de 2019

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Farmacia Las Fuentes

Florentino Ballesteros, 11-13

50002 Zaragoza

Historia de la metanfetamina

publicado a la‎(s)‎ 22 mar. 2019 12:05 por Lopeztricas Jose-Manuel

HISTORIA DE LA METANFETAMINA


La metanfetamina es un derivado de la anfetamina. Ésta última se sintetizó inicialmente en Alemania en 1887 por el químico de origen rumano Lazăr Edelenau. La anfetamina estuvo relativamente olvidada hasta la década de 1930 cuando se estudiaron su acción farmacológica y potencial utilidad terapéutica como estimulante del sistema nervioso central. Su administración desencadena un estado de alerta, sensación de bienestar y euforia. Sus efectos remedan a los de la cocaína (otro estimulante del sistema nervioso central).



Estructura tridimensional de la metanfetamina.

Desde un punto de vista farmacológico, la anfetamina y la metanfetamina–véase más adelante en este texto-estimulan la rama simpática del Sistema Nervioso Autónomo.

Debido a que una de sus acciones es la dilatación bronquial el primer uso clínico de la anfetamina (1932) fue el tratamiento del asma.

Otras utilidades fueron el tratamiento de la narcolepsia, la obesidad (acción anoréxica) y, paradójicamente, el control de los niños hiperactivos (que hoy se denomina síndrome de hiperactividad con déficit de atención). Además, se ha utilizado para mantenerse despierto durante períodos de tiempo prolongado


La metanfetamina se sintetizó en Japón en 1919, mediante la N-metilación de la anfetamina.

Durante las décadas de 1930 y 1940, la anfetamina y la metanfetamina se utilizaron en diversos escenarios clínicos, desde la esquizofrenia, la adicción a opiáceos, el hábito tabáquico, la hipotensión, las secuelas de la radioterapia e incluso el hipo intratable.

El empleo de esta sustancia se generalizó tanto en Japón, como en Alemania y Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Tuvo un doble ámbito de aplicación: en los ejércitos, sobre todo entre pilotos; y, principalmente en Japón, entre los trabajadores industriales para aumentar la productividad.

A partir de 1941 la metanfetamina se vendía sin receta con los nombres registrados de Philopon y Sedrin con la indicación de contrarrestar la somnolencia y aumentar la vitalidad. Acabada la guerra había un importante excedente de metanfetamina. Esta circunstancia, junto al impacto emocional de la derrota, acelerada por las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, condujo a lo que se ha dado en denominar la primera epidemia de metanfetamina. Se estima que aproximadamente el 5% de la población japonesa de entre 16 y 25 años abusabande la metanfetamina. Alrededor del año 1954, el número de japoneses adictos a la metanfetamina se estimaba en 550.000, de los que alrededor del 10% desarrollaron patología psicótica.

El aumento de la criminalidad fue parejo al aumento del uso de metanfetamina. El gobierno japonés aprobó una enmienda a su Ley de Control de Estimulantes que permitía el tratamiento forzoso de los usuarios crónicos de estos estimulantes. Sin embargo, las restricciones legislativas tuvieron escaso éxito. Lejos de normalizar la situación, el uso, y abuso, de metanfetamina se extendió entre la población, incluyendo conductores, estudiantes, amas de casa, oficinistas, derivando en lo que se llamó la segunda epidemia de metanfetaminas, que se extiende desde comienzos de la década de 1970 hasta la actualidad. Durante los últimos años, se ha observado una disminución de su uso entre los jóvenes  a la par que un incremento entre profesionales liberales en las cuarta  y quinta décadas de sus vidas.

En Estados Unidos, la anfetamina se vendió sin receta hasta el año 1951, y los inhaladores conteniendo anfetamina en su composición, usados para el tratamiento del asma, se siguieron vendiendo sin receta (ahora diríamos especialidades farmacéuticas publicitarias) hasta el año 1959.

Durante la década de 1960 las anfetaminas se prescribían de modo muy liberal para el tratamiento de la depresión y la obesidad. Se alcanzó un máximo en el año 1967, con 31 millones de prescripciones.

En aquella época se comercializó una formulación líquida de metanfetamina para tratar la adicción a la heroína y otros opiáceos. Enseguida la estrategia se demostró errónea, pero se generó un nuevo modelo de adicción que combinaba el opiáceo y la metanfetamina.

En aquellos años, una parte sustancial del mercado negro de metanfetamina procedía de desvíos interesados de la propia industria farmacéutica, distribuidores; así como de la venta ilegal directa por los algunos médicos.


Siguiendo la retirada del mercado farmacéutico de Desoxyn® y Metedrina®, surgieron laboratorios clandestinos de metanfetamina, principalmente en las grandes ciudades de la costa norteamericana del Pacífico. La metanfetamina se sintetizaba a partir de fenil-2-propanona y metilamina, dos sustancias baratas y fácilmente accesibles. La síntesis no es compleja. Se produce así un producto denominado en crank en el argot, que es una mezcla de los dos isómeros de metanfetamina, las forma levo y dextro. Solo uno de los isómeros tiene actividad farmacológica. Se trata de la forma dextro-anfetamina, que se popularizó como Dexedrina®. Fue en esa época y el entorno californiano de los años 60 [del siglo pasado] donde se le comenzó a denominar speed, nombre que ha perdurado.

A partir de la década de 1970, se comenzó a tomar conciencia de los riesgos asociados con el uso habitual de metanfetamina. Se implementaron restricciones legales (inclusión entre los psicótropos en 1971, en la Convención de Viena), a la vez que el aumento de precio derivado de dichas limitaciones cambió el patrón de usuario que pasó de los trabajadores manuales a estudiantes universitarios, profesionales cualificados y mujeres (hasta entonces relativamente ajenas a su empleo compulsivo).


Conforme la legislación estadounidense se hizo más restrictiva entraron en juego los traficantes mexicanos que la obtenían a partir de la efedrina principio activo de una planta abundante en los inmensos desiertos fronterizos entre ambos países. La metanfetamina mexicana se la conoce como cristal meth.

En otros escenarios geográficos, la metanfetamina se vendía con otros nombres. Así, en Hawái el clorhidrato de metanfetamina se denomina ice(hielo en inglés). Su uso se expandió a partir de la década de 1980, importada ilegalmente desde Filipinas, Japón, Corea y Taiwán.

La utilización de metanfetamina en Corea del Norte, relativamente tolerada por el gobierno, merece un comentario aparte. Su empleo es relativamente común, importado de China. Aun cuando el gobierno ha comenzado a restringir su empleo, su comercio continúa amparado en la corrupción asociada a la distopía social imperante en la sociedad norcoreana.

EFECTOS DE LA METANFETAMINA

Bajo los nombre de cristalmeth speed, la metanfetamina se puede fumar, esnifar, inyectar, o ingerir por vía oral.

Los efectos producidos, dependientes de la liberación del neurotransmisor dopamina en el cerebro, están condicionados por la ruta de administración. Son casi inmediatos cuando la metanfetamina se inyecta o se fuma; aparecen los cinco minutos tras la instilación nasal (esnifar); y a los veinte minutos aproximadamente cuando se toma por boca.

Se produce un aumento de la presión arterial, de la temperatura corporal (sin llegar a lo que definimos como fiebre), ritmo cardíaco y frecuencia respiratoria. Todos estos son los efectos de una reacción adrenérgica, similares a los que se desencadenarían fisiológicamente ante una situación de peligro o estrés.

Los que podríamos llamar efectos negativos incluyen un excesivo aumento de la temperatura corporal (hipertermia), arritmia cardíaca, isquemia cerebral (riesgo de ictus), espasmos gástricos, temblor, ansiedad extrema, insomnio, agresividad, paranoia y alucinaciones.

La utilización habitual de metanfetamina da lugar a tolerancia creando una dependencia perniciosa. La ausencia de sueño trasunta en irritación extrema y un grave cuadro paranoico.

El síndrome de abstinencia se manifiesta por un estado de profunda depresión, fatiga extrema, anergia y fallo de las funciones cognoscitivas.

De estudios realizados en ratas, se ha observado que el uso crónico de metanfetaminas desencadena cambios estructurales en las células cerebrales que contienen dopamina y serotonina como neurotransmisores.

Una de las características más llamativas derivadas del abuso de metanfetamina es la incapacidad de experimentar emociones positivas (anhedonia). Así se ha evidenciado, tanto por la observación en primates como por las descripciones en humanos, en todos los casos sustentadas por estudios de tomografía de emisión de positrones (PET, de sus siglas en inglés). Esta pérdida de memoria y deterioro de las funciones ejecutivas persiste en ocasiones hasta dos años tras interrumpir el consumo crónico.

Diversos estudios sociales han mostrado que los niños que conviven con personas que usan de manera habitual metanfetamina sufren abandono y maltrato con mayor frecuencia que los de la población general.

El uso de metanfetaminas por embarazadas causa retraso en la progresión de la gestación, parto prematuro y alteraciones del desarrollo neonatal.

Se trata en suma de una sustancia peligrosa, utilizada tanto con fines recreativos como de manipulación mental

Zaragoza, a 22 de marzo de 2019

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Farmacia Las Fuentes

Florentino Ballesteros, 11-13

50002 Zaragoza

Dorothy Crowfoot Hodgkin

publicado a la‎(s)‎ 21 mar. 2019 12:18 por Lopeztricas Jose-Manuel

DOROTHY HODGKIN

Dorothy Hodgkin (nombre de casada), nacida en Egipto, pero británica por filiación, desarrolló una brillante carrera científica, reconocida con la concesión del Premio Nobel de Química en 1964 por la aplicación de la cristalografía de rayos X a la dilucidación de la estructura tridimensional de proteínas y otras moléculas complejas, entre ellas la penicilina.

Fue rector de la universidad de Bristol desde 1970 hasta 1988, impartiendo así mismo la docencia en la universidad de Oxford.

Fue la tercera mujer con el Premio Nobel, tras los conseguidos por Marie (Sklodowska) Curie (Química, 1911) y su hija, Iréne Joliot-Curie ex aequo su esposo, Frédéric Joliot (1935). [Marie Curie ya había recibido otro Premio Nobel en 1903, de Física, ex aequo con Pierre Curie, su esposo, y Antoine Henri Becquerel]. Los logros científicos de las tres mujeres tuvieron que ver con los rayos X. En el caso de Dorothy Hodgkin, desarrolló una técnica (cristalografía de rayos X) con la que se consiguió descifrar la estructura tridimensional de complejas moléculas y, por derivación, comprender su actividad bioquímica.





Entre las moléculas cuya estructura tridimensional contribuyó a descifrar hay que mencionar la penicilina, la vitamina B12 y la insulina.

En el escrito de concesión del Premio Nobel de Química a Dorothy Hodgkin en 1964, la Academia sueca mencionaba tres facetas de su personalidad: la intuición, la imaginación y la perseverancia.

En el año 1965, Dorothy Hodgkin entró a formar parte de la Order of Merit, uno de los reconocimientos más destacados en Reino Unido. Fue la segunda mujer en recibir dicho galardón, tras Florence Nightingale (1820-1910), fundadora de la enfermería como profesión durante su abnegado trabajo con los heridos en la Guerra de Crimea.

Al final de la Segunda Guerra MundialDorothy Hodgkin fue elegida miembro de la Royal Society por su análisis de la penicilina.

En el año 1960 se convirtió en profesora de investigación de la Royal Society Wolfson, de Oxford, Reino Unido, retirándose en 1977. Fue miembro de Somerville College entre los años 1936 y 1977, al principio un centro de enseñanza superior exclusivamente femenino, donde formó un importante grupo de investigación del que formó parte .otra brillante investigadora, Barbara W. Low, que contribuyó de manera decisiva al estudio de la estructura tridimensional de la penicilina. Una de sus alumnas en la universidad de Oxford fue Margaret Thatcher, futura Primera Ministra del Reino Unido.

Formó parte de un sinnúmero de organismos académicos en Reino Unido, Estados Unidos y otros países. Fue miembro fundador en el año 1957 de Pugwash, una organización internacional de científicos de ambos lados del Telón de Acero durante los años de la Guerra Fría. La organización Pugwash tomó el nombre de la población de Nueva Escocia donde se reunían para tratar los problemas y riesgos relacionados con el desarrollo de armas de destrucción masiva.

Dorothy Mary Crowfoot nació en El Cairo, Egipto, donde su padre era funcionario gubernamental. Se educó en una escuela en Inglaterra, estudiando Química en las universidades de Oxford y Cambridge. En su época muy pocas mujeres accedían a estudios universitarios.

Contrajo matrimonio con Thomas Lionel Hodgkin, un eminente africanista y arabista, fallecido en 1982.

Zaragoza, a 21 de marzo de 2019

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Farmacia Las Fuentes

Florentino Ballesteros, 11-13

50002 Zaragoza

Brexanolona, primer antidepresivo para la depresión postparto

publicado a la‎(s)‎ 21 mar. 2019 9:59 por Lopeztricas Jose-Manuel

BREXANOLONA PRIMER ANTIDEPRESIVO PARA LA DEPRESIÓN POSTPARTO


La Food and Drug Administration de Estados Unidos (US-FDA) ha autorizado (18 de marzo de 2019) la comercialización del primer medicamento para el tratamiento de la depresión postparto. Se trata de brexanolona con nombre de fantasía Zulresso®.

Brexanolona se administra en infusión intravenosa continua durante 60 horas (2,5 días), bajo estricta supervisión debido al riesgo de sedación excesiva, incluso pérdida de conciencia, observada durante los ensayos clínicos. La mejoría es perceptible dentro de las primeras 48 horas tras instaurar la infusión intravenosa. Ello ha motivado que brexanolana se haya de administrar dentro del programa REMS(Risk Evaluation and Mitigation Strategy). El programa REMS está pensado para tratamientos en que hay que contrapesar cuidadosamente los beneficios vs riesgos. Se instauró inicialmente para los tratamientos con opiáceos.

Es difícil establecer una prevalencia fiable de la depresión postnatal, todavía muy estigmatizado socialmente, pues parece contranatural el desapego de una madre hacia su hijo. Según algunas estimaciones 1 de cada 7 mujeres desarrollan este un cuadro sintomático de depresión postparto de gravedad variable. Los síntomas que sirven para su diagnóstico incluyen una sensación de tristeza, desesperanza y profundo abatimiento, exteriorizado mediante llanto incontrolable; ansiedad, irritabilidad, inquietud, insomnio o somnolencia, pérdida (pasajera) de memoria, falta de concentración, dificultades ejecutivas (toma de decisiones en aspectos básicos), anhedonia (imposibilidad de disfrutar con actividades placenteras), somatizaciones (cefaleas, dolor epigástrico, mialgias); retraimiento (rechazo de familiares y amigos), anorexia o bulimia, incapacidad de llevar a cabo los cuidados básicos del bebé; y, en los casos más graves, tendencias criminales hacia su hijo, o autodestructivos (ideaciones suicidas).

La infusión de brexanolona tendrá un coste muy elevado (34.000 dólares) por paciente, con independencia de los descuentos que pueda establecer el fabricante (Sage Therapeutics) con las compañías aseguradoras. A este precio hay que añadir los derivados del ingreso hospitalario durante al menos 2,5 días. Las compañías de seguros privados en Estados Unidos todavía no se han manifestado acerca de la cobertura, total o parcial, del tratamiento.

Una presentación oral de una molécula similar (denominación preclínica SAGE-217) se halla actualmente en fase de ensayos clínicos. Su precio podría ser sustancialmente más bajo, pero su comercialización se demorará, en el mejor de los casos, un par de años.

La infusión de brexanolona se administra una sola vez. Las pacientes deben ser tratadas simultáneamente con un antidepresivo clásico («inhibidor de la recaptación de serotonina», o «inhibidor mixto [de recaptación de serotonina y noradrenalina]»).

Los ensayos clínicos con brexanolona han sido financiados por el fabricante (SAGE Therapeutics) y dirigidos por Samantha Meltzer Brody, directora del Programa de psiquiatría perinatal de la universidad de North Caroline, en Chape Hill, Estados Unidos. En uno de ellos (Brexanolona injection in post-partum depression: two multicentre, doublé-blind, randomised, placebo-controlled, phase 3 trials) se evidenció mejoría significativa.

El efecto terapéutico conseguido se mantenía un mes después de finalizada la infusión intravenosa de brexanolona. No hay evidencia de mejorías a más largo plazo, si bien algunos informes no contrastados refieren beneficios terapéuticos prolongados.

Los ensayos clínicos incluyeron a 247 mujeres seleccionadas al azar. Se distribuyeron de manera aleatoria en dos grupos, tratados respectivamente con placebo (infusión de solución salina fisiológica) o brexanolona disuelta en solución salina fisiológica. El número de participantes fue escaso en relación con ensayos clínicos estándar. Ello no obstante, los comités de la Food and Drug Administration consideraron el año pasado (2018) que los resultados fueron suficientemente persuasivos para recomendar la aprobación de brexanolona en el tratamiento de la depresión postparto refractaria a la farmacoterapia antidepresiva convencional. La decisión se tomó casi por unanimidad.

Las mujeres que participaron en los ensayos clínicos habían dado a luz dentro de los seis meses anteriores, habiendo desarrollado un grave cuadro depresivo, bien durante el último trimestre de su gestación, o poco después del alumbramiento. Se excluyeron a las mujeres con psicosis o enfermedad bipolar. Las participantes podían tener ideaciones suicidas, pero se descartaron a quienes habían intentado suicidarse.

A pesar de que la brexanolona no se excreta en la leche materna, a las mujeres se les conminó a que dejasen la lactancia durante la infusión (60 horas) y los días posteriores.

La gran ventaja de la brexanolona es que el beneficio clínico es inmediato (apenas dos días) desde que se instaura la infusión intravenosa.

Con independencia de otras consideraciones, la autorización de brexanolona (Zulresso®) abre el camino a otros posibles tratamientos para este síndrome (depresión postparto o postnatal) para el que no se disponía de tratamiento efectivo.

En opinión de algunos psiquiatras, el tratamiento puede ser resolutivo para el 30% aproximadamente de todas las mujeres con depresión postparto.

Las candidatas al tratamiento serían aquellas mujeres que no consiguiesen una remisión de su cuadro depresivo postparto con la farmacoterapia antidepresiva convencional. Además de la necesidad de ingreso hospitalario, el principal problema deriva del precio de la infusión (34.000 US$ como valor promedio).

Algunas mujeres que participaron voluntariamente en el ensayo clínico declararon haber logrado un rápido alivio de sus incapacitantes síntomas depresivos pudiendo reducir la dosis del antidepresivo oral con que estaban siendo tratadas.

Durante los ensayos clínicos los efectos adversos más referidos fueron el mareo y la somnolencia (1 de cada 8 mujeres tratadas). Sin embargo, el efecto adverso más importante es la excesiva sedación que puede llegar a pérdida de conciencia. Durante los ensayos clínicos, este efecto se notificó en 5 mujeres. Todas se recuperaron al cabo de 1 hora, continuando la administración de brexanolona.

Brexanolona se está estudiando para el status epilepticus (ensayos fase 3, habiendo recibido la Fast Track Designation por la FDA), y para el temblor esencial (ensayos fase 2).

La brexanolona es una forma sintética de alopregnanolona, un metabolito de la progesterona, modulador del receptor GABAA.

Alopregnanolona disminuye la respuesta cerebral al «factor liberador de corticotropina», péptido hormonal que desempeña una trascendente función en la respuesta al estrés. Este descubrimiento se dio a conocer el 10 de noviembre de 2004 en la revista Journal of Neuroscience (Progesterone Attenuates Corticotropin-Releasing Factor-Enhanced But Not Fear-Potentiated Starties via Activity of Its Neuroactive Metabolite, Allopregnanolone). Este hallazgo representó un acicate para la búsqueda de potenciales medicamentos con que tratar la ansiedad y depresión en mujeres. ¿El primer psicofármaco «de género»?

Zaragoza, a 21 de marzo de 2019

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Farmacia Las Fuentes

Florentino Ballesteros, 11-13

50002 Zaragoza

1-10 of 898