Obituario de William I. Wolff

publicado a la‎(s)‎ 5 sept. 2011 2:18 por José Manuel López Tricas   [ actualizado el 5 sept. 2011 2:21 por Victor Sin ]

DESARROLLÓ LA TÉCNICA DE LA COLONOSCOPIA

William I. Wolff falleció el 20 de agosto (2011) en su hogar de Manhattan, New York, a la edad de 94 años.

Junto con Hiromi Shinya, trabajando en el Beth Israel Medical Center, en Mahattan, durante la década 1960, desarrollaron una técnica consistente en introducir un tubo con sensores electrónicos a lo largo de toda la longitud del colon. La técnica se sofisticó mediante un sistema que posibilitaba la remoción de pólipos durante el procedimiento (colonoscopia), evitando así una segunda intervención en el paciente.

Esta manera de proceder se convirtió pronto en una técnica rutinaria, tras la publicación de miles de casos donde quedaba claro la seguridad y eficacia de esta tecnología médica.

Aunque es una técnica enojosa (y temida) por los pacientes, cuando se lleva a cabo apropiadamente puede eliminar más del 60% del crecimiento hipertrófico que suele preceder al desarrollo tumoral del intestino. Solo en Estados Unidos se llevan a cabo más de 1,6 millones de colonoscopías anuales, muchas de ellas como procedimiento preventivo en adultos de mediana edad. Pero a pesar de ello, más de 50.000 norteamericanos mueren cada año de cáncer de colon y cáncer de recto, siendo ésta la segunda causa de muerte por cáncer, tras el cáncer de pulmón.

El tubo logra recorrer el más de metro y medio de longitud de un intestino normal acomodándose a los recovecos del tubo digestivo, enviando imágenes que de otro modo no se podrían obtener. Los primeros tubos apenas podían penetrar más de 25centímeros de tubo digestivo antes de quedar bloqueados.

Los doctores Wolff y Shinya, trabajaron conjuntamente con Olympus Optical Company, consiguiendo mejorar la técnica, en base a un diseño desarrollado en 1969 por el Dr. Shinya, que introducía un lazo de acero a modo de trampa para cauterizar un pólipo tan pronto como se localizaba, haciendo así innecesaria una segunda intervención.

Wolff y Shinya describieron su procedimiento quirúrgico por primera vez en 1973 en la revista New England Journal of Medicine. Durante un seminario sobre “Colon y cirugía rectal” organizado por la revista en 1999, se describió esta técnica como uno de los veinte hitos más importantes en el campo de la gastroenterología.

El procedimiento, cuyo uso se extendió durante la década de 1970, ganó popularidad entre la gente cuando fue usado varias veces para remover pólipos al entonces Presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan a mediados de 1980.

La colonoscopia trajo también un cambio de los postulados médicos: si antes se creía que los pólipos intestinales solo muy raramente tenían un desarrollo tumoral, hoy día se tiene la convicción de que prácticamente todos los cánceres intestinales derivan a partir de pólipos.

El colonoscopio es un endoscopio (denominación genérica para cualquier instrumento que permite examinar el interior del cuerpo). Los procedimientos endoscópicos más básicos ya se empleaban a mediados de 1960 para examinar la boca y fosas nasales.

La aparición de un endoscopio de fibra óptica, dado a conocer durante una conferencia en Dinamarca en 1966, le llevó a considerar la posibilidad de usarlo para estudiar el intestino en sentido retrógrado (desde el año hacia el duodeno).

Los primeros endoscopios no podían superar las cerradas curvaturas del colon, de tal manera que ensayaron la técnica con endoscopios flexibles. Y, finalmente, en 1969 se realizaron las primeras colonoscopías. Apenas tres meses más tarde la técnica había sido mejorada para lograr la remoción de los pólipos intestinales.

No publicaron sus hallazgos hasta haber realizado 100 colonoscopias con éxito. El doctor Irvin M. Modlin escribió en el año 2000 un libro con el título “A Brief History of Endoscopy”.

William Irvin Wolff nació en Manhattan el 24 de octubre de 1916, su familia trasladándose al Bronx cuando contaba 2 años de edad. Obtuvo su grado de Bachelor (equivalente al título de Graduado) en la universidad de New York, además de conseguir trofeos de esgrima durante su etapa estudiantil. Concluyó sus estudios de medicina en la universidad de Maryland. Durante un tiempo fue médico interno residente en Bellevue Hospital, en Manhattan, trabajando más tarde en Europa como cirujano médico del ejército durante la Segunda Guerra Mundial. Acabada la guerra en Europa continuó trabajando como cirujano torácico en hospitales de veteranos en el Bronx (New York) y Butler (Pasadena).

William Wolff contrajo un primer (y fracasado) matrimonio con Lillian Myrick. Su segunda esposa (de soltera: Rita Smith) falleció en el año 2007. Le sobreviven sus hijos Richard, David, Alan, Mitchell y George; así como sus hijas Deborah Wolff Dumovic, Lisa Wolff, Rebecca Wolff, y Barbara Wolff Redmond; además de sus 16 nietos.

Zaragoza, septiembre, 2011

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Zaragoza

Comments