Víctimas del tornado de Missouri (USA) y aparición de extraña infección fúngica

publicado a la‎(s)‎ 12 jun. 2011 8:56 por José Manuel López Tricas   [ actualizado el 12 jun. 2011 8:57 por Victor Sin ]


VÍCTIMAS DEL TORNADO DE MISSOURI PADECEN UNA EXTRAÑA INFECCIÓN FÚNGICA

Varias personas que resultaron heridas durante el devastador tornado que arrasó la ciudad de Joplin, Missouri, Estados Unidos, el pasado 22 de mayo (2011) han contraído una grave e inusual infección fúngica, falleciendo hasta ahora (12 de junio de 2011) tres personas. Los responsables de Salud Pública no tienen certidumbre hasta el momento de que el devastador fenómeno meteorológico y la incidencia de este tipo de infección estén relacionados

El total de personas fallecidas como consecuencia de este tornado en Joplin es de 151.

Ocho personas que sufrieron graves heridas han contraído esta misteriosa infección según el Missouri Department of Health and Senior Services. Las limitaciones derivadas de confidencialidad impiden dar más información acerca del tratamiento y la condición clínica de estos pacientes.

Se cree que el hongo responsable de la infección, mucormicosis (también denominada cigomicosis), se halla en el suelo y la madera. La infección a que da lugar es muy grave y agresiva, en palabras del Dr. Benjamin Park, responsable de epidemiología del CDC’s Mycotic Disease Branch.

Mucormicosis entra en el cuerpo, bien a través de heridas punzantes, bien por inhalación de las esporas del moho. La mortalidad en personas con inmunodepresión supera el 90%. Otros grupos de personas con un riesgo mayor de infectarse incluyen a diabéticos, pacientes con cáncer y víctimas de quemaduras.

Este tornado ha sido el más mortífero en Estados Unidos desde que se lleva un registro de estos fenómenos meteorológicos. Alrededor de la tercera parte de las edificaciones de la ciudad (Joplin) resultaron dañadas, incluyendo el principal hospital de la ciudad, St. John’s Regional Medical Center, que fue evacuado antes de que el tornado le impactase directamente.

Lo curioso en este caso es que tras los tornados que causan daños de manera habitual en el medio oeste y en el sur de Estados Unidos con un peaje de cientos de víctimas y miles de heridos, no se había notificado esta extraña infección fúngica. Incluso en los hospitales más importantes del país (en número de pacientes atendidos) no suelen ver más de 1 ó 2 casos cada año de mucormicosis.

El tratamiento antiséptico sencillo de una herida abierta previene la aparición de esta infección. Pero, durante una catástrofe natural, con falta de personal sanitario y suministros médicos básicos, un fallo en estos cuidados mínimos puede acarrear un problema tan grave como el que se comenta.

La mucormicosis tiene un periodo de incubación de 2 semanas o más. Ha de ser tratado con los antifúngicos más novedosos (sobre todo los derivados triazólicos más novedosos: posaconazol y ravuconazol); requiriendo, en algunos casos, la remoción del tejido afectado.

Zaragoza, 11 de junio de 2011

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Zaragoza

Comments