Obituarios‎ > ‎

Obituario de Ernest Amstrong McCulloch

OBITUARIO DE ERNEST A. McCULLOCH

Ernest A. McCulloch, pionero de la investigación con células madre (stem cells), falleció en Toronto (Canadá) el 20 de enero de 2011. Tenía 84 años. Su óbito fue anunciado por la universidad de Toronto, donde ejercía como profesor emérito.

El Dr. McCulloch falleció apenas dos semanas después del quincuagésimo aniversario de la publicación de un artículo revolucionario, escrito exaquo James E. Till, y publicado en la revista Radiation Research. El trabajo mereció en 2005 el prestigioso premio de investigación médica Albert Lasker (en el área de las ciencias biomédicas, el segundo premio más importante solo superado por el Premio Nobel). El premio fue otorgado por haber sentado las bases para la investigación actual sobre las células embrionarias con todas sus potencialidades diferenciadoras.

Durante la gestación, la mitosis va unida a la diferenciación en distintos tipos celulares, como el tejido nervioso, cardíaco y otros. Así, a diferencia de las células de un adulto, ya diferenciadas, que solo pueden dar lugar, en cultivo, a otras células de idéntica estirpe, las células madre embrionarias mantienen intactas todas sus potencialidades diferenciadoras.

Muchos científicos sostienen que, tras años de investigación, muchas células madre (stem cells) serán útiles para tratar patologías que van desde la parálisis espinal, hasta la enfermedad de Alzheimer, pasando por otras como cáncer, diabetes, y diversas enfermedades cardiacas, renales o hepáticas.

Ernest Amstrong McCulloch nació en Toronto (Canadá) el 27 de abril de 1926. Pasó directamente de la Upper Canada College, una escuela privada de Toronto, a la Facultad de Medicina de la universidad de Toronto. Concluyó sus estudios de medicina en 1948, trabajando en hospitales de Toronto como especialista en Medicina Interna. Entre los años 1954 y 1967 ejerció la medicina privada.

Su actividad investigadora comenzó durante una estancia anual en el Lister Institute, de Londres. Regresó a la universidad de Toronto, donde trabajó en el departamento de biofísica, y en el Ontario Cancer Institute.

Desde comienzos del siglo XX, los científicos teorizaban acerca de que el organismo contuviera células con capacidad de autoreplicarse, madurar y especializarse de varias maneras. Pero nadie las descubrió hasta que los doctores McCulloch, un clínico, y Till, un biofísico, desentrañaron, en experimentos en ratones, las primeras células madre en la médula, el primer sistema celular descubierto capaz de producir todos los tipos de células del sistema hematopoyético. Este descubrimiento fue el resultado de una estrategia bien planificada, aderezada con una pizca de suerte (la suerte favorece a aquellos que la buscan, Pasteur dixit). Cuando los doctores McCulloch y Till iniciaron su proyecto de investigación, algunos científicos trataban de comprender cómo y cuándo se podía concluir el tratamiento radioterápico del cáncer; y otras investigaciones, circunscritas al ámbito militar, buscaban maneras de tratar al personal expuesto a la radiación de las armas nucleares.

En la investigación de McCulloch y Till, se diseñó un sistema para medir la sensibilidad de las células de la médula ósea a la radiación. Observaron agrupamientos de células esplénicas, a las que, tras ardua experimentación, consiguieron dividir en tres grupos: células rojas, células blancas y plaquetas.

Así mismo, el proyecto de investigación hizo posible estudiar los factores (entiéndase moléculas) que dirigían las distintas líneas de diferenciación celular. Estos hallazgos contribuyeron a mejorar la técnica de los primeros transplantes de médula ósea, una técnica casi rutinaria hoy día, que hace factible la curación (entiéndase en sentido estadístico) de personas con leucemia y otros cánceres hematológicos.

A Ernest Amstrong McCulloch le sobreviven (enero de 2011), su esposa Ona, cuatro hijos, James, Michael, Robert y Paul; una hija, Cecelia E. MacIntyre; una hermana, Tot Johnson; seis nietos y un bisnieto.

 

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Zaragoza

ĉ
José Manuel López Tricas,
3 feb. 2011 13:16
Comments