James Lee Goddard

publicado a la‎(s)‎ 30 abr. 2011 4:44 por José Manuel López Tricas   [ actualizado el 30 abr. 2011 4:45 por Victor Sin ]

James Lee Goddard

OBITUARIO: JAMES LEE GODDARD

James L. Goddard fue un científico que revolucionó los métodos que el gobierno federal norteamericano imponía al organismo regulador de alimentos y medicamentos, F. D. A. (Food & Drug Administration). Falleció el pasado 18 de diciembre, en Laguna Woods, California, a los 86 años, a consecuencia de una hemorragia cerebral.

Desde el año 1965 al año 1968, el Dr. Goddard trabajó para la Administración del entonces presidente, Lyndon B. Johnson, modificando los métodos de trabajo de la FDA, haciéndolos más científicos y, al mismo tiempo, cercanos al consumidor. Tomó medidas enérgicas contra la publicidad excesiva, retrasó la autorización para la comercialización de muchos nuevos productos (una práctica que ha perdurado), exigiendo a los fabricantes más ensayos, tanto de laboratorio como clínicos; y luchó con denuedo para la retirada de medicamentos ineficaces, un hecho que, si bien hoy es relativamente habitual, no lo era en la década de 1960.

A los pocos meses de asumir la responsabilidad de la FDA, James L. Goddard, se dirigió a los ejecutivos de las principales empresas farmacéuticas, sugiriendo que muchas eran deshonestas en las solicitudes de aprobación de nuevos fármacos. Su enfrentamiento con la industria farmacéutica abrió una nueva era en la política seguida desde entonces por la FDA.

James Goddard estableció la demarcación entre la vieja FDA que no tenía estándares de evidencia en sus evaluaciones y mantenía un notable grado de servilismo con la industria farmacéutica, y la nueva, y actual, FDA, que exige evidencias científicas para la autorización de nuevos productos y que se muestra más preocupada por la salud de la población. Su prestigio actual, y el que sea considerada como un referente mundial, debe mucho al trabajo de James Goddard.

Hilts, autor de un libro (Protecting America’s Health: The F.D.A. Business and One Hundred Years of Regulation) publicado por la universidad de North Carolina, en el año 2003, considera a James Goddard, como uno de los mejores directores que ha tenido la Agencia en todo su devenir.

Fran Hawthorne, autor del libro titulado Inside the F. D. A.: The Business and Politics The Drugs We Take and the Food We Eat (Wiley & Soons, 2005), ha afirmado en una entrevista que antes de la llegada a la dirección de la Agencia del Dr. Goddard, ésta era un organismo regulador modesto y desdentado frente a los grupos de presión. El trabajo del Dr. Goddard llevó a la FDA a la edad moderna.

En una instancia, el Dr. Goddard redactó e hizo entrar en vigor la legislación que obligaba a que todos los fármacos se sometieran a ensayos de eficacia y seguridad. La Enmienda de Ley (Kefauver-Harris Drug Amendment), aprobada por el Capitolio (Congreso) en 1962, imponía a todos los nuevos potenciales medicamentos a someterse a exhaustivos estudios previos a la autorización; y subcontrató a la Nacional Academy of Sciences, para revisar 4.000 medicamentos al objeto de determinar si eran realmente necesarios y terapéuticamente útiles. Esta Enmienda tuvo su razón de ser en los primeros, y gravísimos, efectos que comenzaban a comunicarse en Europa con la Talidomina.

James Lee Goddard prohibió doscientas cincuenta preparaciones antibióticas, por no haber demostrado su eficacia. Además inició una investigación de posibles violaciones criminales en los ensayos de nuevos fármacos.

James Lee Goddard nació el 24 de abril de 1923, en Alliance, Ohio. Tras permanecer en la Marina durante la II Guerra Mundial, obtuvo su licenciatura en la universidad George Washington, en 1949. Después de un corto periodo dedicado a la medicina privada, se unió al Public Health Service en 1951, interrumpiendo su trabajo para realizar un master en Salud Pública en Harvard en 1955.

A finales de la década de 1950, estudió los problemas relacionados con la seguridad del automóvil, tanto para New York State, como para el gobierno federal. Resultado de sus investigaciones fue el desarrollo del cinturón de seguridad en los automóviles.

Trabajó así mismo para la Federal Aviation Agency, como director médico. Y, resultado de su estancia en la Agencia Federal de Aviación fue la modificación de la edad de retiro de los pilotos, que se estableció a los 60 años; criterio que se ha hecho extensivo a prácticamente todas las compañías aéreas del mundo.

En el año 1962, con tan solo 39 años, el Dr. Goddard fue nombrado cirujano general asistente, y responsable del Communicable Disease Center, que modificó más adelante su denominación y pasó a llamarse Centers for Disease Control and Prevention (más conocido por su acrónimo CDC).

En agosto de 1965, John W. Gardner, Secretario de Salud, Educación y Bienestar (el equivalente a nuestro Ministro de Sanidad, Bienestar Social y Consumo), eligió al Dr. Goddard para reorganizar la FDA, un organismo con escaso prestigio en aquellos años.

La industria farmacéutica se quejó al gobierno federal acerca de las actitudes del Dr. Goddard. Su actitud displicente ofendió a muchos y no logró ayuda de casi nadie. Logró granjearse popularidad con afirmaciones controvertidas (téngase en cuenta la época, mediados de la década de 1960), como que el alcohol es más perjudicial que la marihuana.

El vicepresidente del gobierno de Lyndon Johnson, Hubert H. Humphrey, farmacéutico de profesión, se enfrentó con él, cuando afirmó que las farmacias eran una institución marchita. La respuesta del colectivo farmacéutico fue ofrecer 100.000$ para la campaña electoral demócrata de 1968, con la contrapartida de la destitución de James L. Goddard. El presidente Lyndon B. Johnson, que lo había elegido en 1965, lo destituyó en 1968.

Tras su paso por la FDA, el Dr. Goddard entró a trabajar en la industria farmacéutica como ejecutivo y consultor. En el bienio 1970-2, dirigió el programa de planificación familiar en India, financiado por la Ford Foundation.

Su primer matrimonio con Mildred Miller, terminó en divorcio. Su segunda y definitiva esposa, Marjorie falleció antes que él. Además de su hijo, le sobreviven sus hijas Margaret Goddard y Tricia Mikle; su hijastra, la cantante y guitarrista Bonnie Raitt; su hijastro, David Raitt; además de ocho nietos y tres bisnietos.

El estilo rudo de James Lee Goddard se evidenció durante su estancia en la Agencia Federal de Aviación. Los aeronautas que realizaban ascensiones en globo no precisaban cualificación alguna. James Goddard impuso este requisito, obteniendo él mismo la primera licencia y realizando algunas ascensiones. La Agencia Federal de Aviación pronto impuso la necesidad de una licencia específica.

Así era James Lee Goddard.

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Zaragoza

Comments