Historia‎ > ‎

Enfermedad de Alzheimer: primera descripción

ENFERMEDAD DE ALZHEIMER: PRIMERA DESCRIPCIÓN

Alöis Alzheimer nació en Markbreit (Baviera) el 14 de junio de 1864, falleciendo el 19 de diciembre de 1915, en Breslau (Prusia en aquella época, actualmente Wroclaw, Polonia). Estudió en las universidades de Aschaffenburg, Tübingen, Berlín y Würzburg. Realizó su tesis doctoral en el año 1887 sobre “las glándulas productoras de cera del oído”, dirigida por histólogo y fisiólogo suizo Albert von Kölliker (1817─1905).

A partir de 1888, y a raíz de su amistad con Franz Nissl, comenzó a mostrar interés por la psiquiatría, que no abandonaría el resto de su vida. Nissl y Alzheimer iniciaron una importante investigación sobre la patología del sistema nervioso, centrándose en la anatomía, normal y patológica, de la corteza cerebral. Todas sus investigaciones quedaron plasmadas en un texto de 6 volúmenes (“Histología e Histopatología del Córtex Cerebral”), publicada entre los años 1906 y 1918 (tres años después de su fallecimiento).

Alzheimer concentró sus esfuerzos en el estudio de los pacientes, además de ser un histólogo brillante; en tanto que Nissl estaba interesado en los estudios experimentales acerca de la reacción de la célula nerviosa tras la separación de su axón.

Alzheimer era el meticuloso trabajador de laboratorio que trató de relacionar los hallazgos histológicos con las observaciones clínicas en sus pacientes.

Franz Nissl llegó a ser responsable de la psiquiatría alemana en el año 1895, dejando su puesto de director de la clínica psiquiátrica de Heidelberg en manos de Emil Kraepeling, que llegaría a ser conocido como el “Linneo de la psiquiatría”. El puesto que dejó Emil Kraepeling fue así ocupado por Alöis Alzheimer, quien, de este modo, se convirtió en director del Irrenanstalt (asilo mental), pudiendo continuar sus estudios con un amplio grupo de pacientes, incluyendo depresivos maníacos y esquizofrénicos.

Corría el año 1903, cuando Kraepeling y Alzheimer se trasladaron a la clínica psiquiátrica de la Universidad de Munich. Alöis Alzheimer inició allí sus estudios sobre el diagnóstico diferencial de la parálisis progresiva. La clínica psiquiátrica muniquesa pronto se convertiría en un lugar de encuentro de los psiquiatras más importantes de la época, entre otros Ugo Cerletti (1877─1963), Hans Gerhardt Creutzfeldt (1885─1964), Alfons Maria Jakob (1889─1931), Frizt H. Lewy (1885─1950), Gaetano Perusini (1879─1915), y otros.

Durante sus años de trabajo en la clínica psiquiátrica de Munich, Alzheimer describió los signos y síntomas de la enfermedad degenerativa que terminaría siendo designada por su apellido. Pero también llevó a cabo investigaciones microscópicas de muchas otras enfermedades. Así, por ejemplo, describió los cambios durante la enfermedad aterosclerótica, la pérdida neuronal en los enfermos de parálisis agitante (córea de Huntington); y los cambios histológicos en numerosos pacientes epilépticos, consistentes en la pérdida de gran variedad de células nerviosas en el hipocampo.

Durante un simposio de la Sociedad de Alienistas del Sudoeste de Alemania, celebrado en noviembre de 1906, Alzheimer presentó la descripción de un cuadro clínico en una mujer de 51 años que había fallecido en el asilo mental de Munich. Describió el cuadro clínico como “una enfermedad peculiar del córtex cerebral”. La paciente había comenzado a manifestar los síntomas iniciales 5 años de su ingreso, y progresivamente había dejado de cuidarse, rechazando todos los intentos por ayudarla. Tras su hospitalización, la sintomatología de la paciente empeoró, con desorientación, progresiva pérdida de memoria e incapacidad de lectura y escritura. Debido a la edad de la paciente (51 años) su enfermedad fue catalogada como demencia presenil. En aquella época, y aun muchos años después, la demencia senil se consideraba un proceso normal asociado al envejecimiento.

En el año 1910 (apenas cuatro años más tarde de la descripción del caso clínico por Alöis Alzheimer), Gaetano Perusini (1879─1915) publicó otros cuatro casos, enfatizando la diferencia entre esta demencia presenil y la condición de senilidad. Tras algunos debates, la condición patológica de demencia presenil se consideró una nueva enfermedad, proponiendo Kraepeling el nombre de enfermedad de Alzheimer para este nuevo cuadro nosológico. Los autores italianos propusieron que se designase como “enfermedad de Alzheimer-Perusini”, si bien el epónimo Alzheimer ha terminado por imponerse.

Otro de los casos clínicos de demencia presentado por Alöis Alzheimer fue el siguiente: un hombre de 56 años, Johann F., quien ingresó en la clínica psiquiátrica de Munich, el 12 de septiembre de 1907, falleciendo el 3 de octubre de 1910. Los estudios histológicos post-morten evidenciaron cambios similares a los observados en la primera paciente. Alzheimer describió la degeneración de las pequeñas arteriolas cerebrales, un proceso conocido ahora como “esclerosis de Alzheimer”.

Alzheimer también dedicó sus esfuerzos al estudio de los cambios cerebrales en los diferentes estadios de la sífilis. Su objetivo era relacionar los síntomas de la enfermedad con los hallazgos histológicos post-morten.

En aquella época, la parálisis general era el mejor paradigma de que un cuadro psicótico podía tener una causa orgánica. Por otra parte, los pacientes en los estadios más avanzados de la sífilis ocupaban gran parte de todas las camas de las clínicas psiquiátricas. El agente causal de la infección no se había aislado y no existía un diagnóstico diferencial de la enfermedad. El trabajo quedó plasmado en un tratado, publicado en 1904, que incluye una explicación detallada de todos los cambios cerebrales conocidos hoy día.

El 16 de julio de 1912, el Rey Guillermo II de Prusia le concedió el puesto de profesor de psiquiatría en la Universidad de Breslau (en la actualidad, Wroclaw, Polonia). Sin embargo, nunca llegaría a ejercer, ya que durante su traslado, cayó gravemente enfermo, falleciendo tres años más tarde, ya en plena I Guerra Mundial, de un fallo cardíaco consecutivo a una endocarditis.

Alöis Alzheimer no escribió jamás libro alguno sobre la enfermedad que lleva su nombre.

Zaragoza, a 19 de febrero de 2011

Dr. José Manuel López Tricas

Farmacéutico especialista Farmacia Hospitalaria

Zaragoza

Ċ
José Manuel López Tricas,
20 feb. 2011 11:59
Comments